Ingredientes

  • 2 tazas de garbanzos cocidos
  • 1 buen puñado de espinacas frescas
  • 2-3 cucharadas de tahina (pasta de sésamo)
  • 1 chorreón de zumo de limón.
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Comino, una pizca.
  • 2-3 dientes de ajo
  • Sal

Autor de esta receta

Lourdes - Tía Lou de Cosas que nos hacen disfrutar

Lourdes - Tía Lou de Cosas que nos hacen disfrutar

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

¿Las ensaladas? Me vuelven loca, frias y templadas, sencillas y sofisticadas.  ... Leer más

Que las legumbres son fundamentales en nuestra alimentación es algo que todos sabemos. Pero recordarnos que no sólo hay que tomarlas en potajes y ensaladas. Como aperitivo o tapeo son una de las soluciones más saludables y versátiles que tenemos.
Cuando lo conocí en Israel, hace más de 20 años, siempre lo acompañaba de pan de pita, muy típico de Oriente Medio. Ahora suelo acompañar de verduritas, pero hoy se me acabaron los crudités y lo he acompañado de estas regañás caseras que me han regalado. El acompañamiento es lo de menos, lo de más es que lo incorporemos a nuestra dieta. Os garantizo que será un dip irresistible y muy socorrido cuando os apetezca algo delicioso para picar.

Hay veces que cuando utilizo los garbanzos del puchero, sobre todo en invierno y sale un hummus delicioso. Incluso con garbanzos ya cocidos y espinacas congeladas podéis hacerlo, pero ya sabéis que el sabor dependerá siempre de la calidad y es bueno utilizar verduras frescas de temporada.

Hummus de espinacas by tia lou

Total votes: 39

Preparación

  1. Hervimos los garbanzos en la olla rápida unos 30′ aprox o hasta que veáis que están tiernos. Colamos y reservamos el agua o al menos una parte.
  2. Pelamos los ajos, exprimimos el limón y preparamos el resto de ingredientes para tenerlo todo listo a medida que nos vaya haciendo falta.
  3. En un vaso mezclador o con la batidora pondréis los garbanzos, el zumo de limón, los ajos , un poco de sal y una pizca ( sólo una pizca) de agua . Podéis utilizar la de cocción de los garbanzos
  4. Cuando empiece a estar todo bien mezclado y homogéneo, incorporáis un buen manojo de espinacas, la tahina y el comino.
  5. Mezclamos y probamos hasta que encontremos el punto de vuestro gusto. Podéis añadir más sal, e incluso un toque de chile le va fenomenal.
  6. Colocamos en un plato un par de cucharadas del hummus y las extendemos de forma circular.
  7. Añadimos un poco de aceite de oliva virgen extra  y decoramos con el topping que os guste más. Yo he usado esta vez un poco de quinoa tostada y unos brotes de rábanoHummus de espinacas by tia lou

Recomendaciones del autor

Si sois de los que no tenéis tiempo, con unos garbanzos ya cocidos tendréis en unos minutos el dip perfecto.

También te puede gustar

¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Suscríbete a nuestro boletín!