Ingredientes

  • 2 calabazas
  • 30 ml de aceite de oliva
  • 1 cebolla roja pequeña picada
  • 300 g de espinaca fresca
  • sal y pimienta
  • 1/2 zumo de limón
  • 250 g de queso feta desmigajado
  • 30 g de semillas de calabaza asadas o de piñones

La calabaza es una de las verduras favoritas de Sudáfrica. La mayoría de los restaurantes y las familias sirven calabaza y espinaca como  plato adicional de verduras. Existen muchas formas de preparar esta combinación perfecta, ¡esta es nuestra favorita!

Total votes: 190

Preparación

  • Precalienta el horno a 180 °C. Corta las calabazas por la mitad y quítales las semillas con una cuchara. Corta y quita la parte superior de la calabaza.
  • Coloca las calabazas con la parte redonda en una bandeja horno y echa un poco de aceite de oliva en la pulpa. Ásalas en el horno durante 20 minutos. 
  • Pela y corta el resto de la calabaza en cubitos. Calienta el resto del aceite de oliva en una sartén y fríe los cubitos de calabaza durante 10 minutos, añádele la espinaca y cuécela a fuego lento durante 5 minutos más. 
  • Adereza la mezcla al gusto con sal y pimienta. Quítala del fuego y rocía con zumo de limón, feta desmigajado y piñones asados o semillas de calabaza. 
  • Rellena las calabazas asadas con la espinaca y la mezcla feta y colócalas de nuevo en el horno durante 5 minutos hasta que el queso feta esté fundido 

Recomendaciones del autor

Esta receta es perfecta para un entrante indulgente cuando tienes amigos para cenar o como plato principal vegetariano.  

También te puede gustar

¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Suscríbete a nuestro boletín!