Además de las lechugas tradicionales, en los últimos años se han creado muchas nuevas variedades. Frecuentemente, provienen de la mano de los ingeniosos agricultores holandeses. Día a día buscan oportunidades para sorprender al mercado y a los consumidores con sus innovaciones. Así es como nacieron lechugas como la iceberg, la romana, la hoja de roble, la lollo rosso, la rúcola y Little Gem, todas ellas perfectamente combinables con una infinidad de platos y recetas.

Cómo preparar

Antes de utilizar una lechuga, siempre debe lavarla y escurrirla bien. La mayoría de las lechugas se comen crudas. Hay variedades, como Little Gem y otras lechugas de tamaño pequeño, que también pueden cocerse u hornearse brevemente.

Tiempos de cocción de la lechuga

Hervida: 5-6 minutos

Microondas: 5-7 minutos

A fuego lento: 6-7 minutos    

Al vapor: aprox. 10 minutos

Cómo comprar y conservar

Consejos para la compra
La lechuga debe tener un hermoso color verde y una textura fresca y crujiente. Si compra la lechuga precortada o como mezcla de varios tipos, tenga en cuenta la fecha de caducidad.

 

¿Cómo conservar la lechuga?
En el frigorífico se mantendrá fresca durante tres días.

Serving

- como entrante junto a una tostada horneada con queso de cabra, nueces y un poquito de miel
- para una rica ensalada nizarda
- como decoración de un plato principal
- para acompañar la pasta, una pizza o un plato de arroz
- en un bocadillo para dar sabor y mantener sus ingredientes frescos