Ingredientes

  • 1 lechuga romana
  • 1 pechuga de pollo
  • Picatostes de pan frito (1 rebanada de pan por persona)
  • 50 gr de queso parmesano
  • Zumo de limón
  • Ajo en polvo
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra recién molida

Ingredientes del aliño

  • 2 yemas de huevo
  • 100 ml de aceite de girasol
  • 5 filetes de anchoa en conserva
  • 50 gr de queso parmesano rallado
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 1 cucharadita de mostaza a la antigua
  • 1 cucharadita de miel
  • Unas gotas de salsa Perrins
  • 3 cucharadas soperas de agua

Autor de esta receta

Silvia González

Silvia González

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

Son saludables, vistosas y por supuesto una delicia. Permiten que dejemos volar nuestra imaginación y potencian la creatividad. Son generosas, combinando ingredientes sencillos obtenemos... Leer más
up

Una de mis ensaladas preferidas, profunda y sabrosa, fácil de hacer y perfectamente presentable en cualquiera de nuestras comidas o cenas. Con ella siempre triunfaremos.

Resultado de una perfecta combinación de ingredientes, bajo mi punto de vista resulta una de las ensaladas más completas y sabrosas que podemos regalar a nuestro paladar. El inventor de esta ensalada fue el cocinero César Cardini, la ensalada lleva el nombre en su honor. Ha conseguido popularizarse y ha llegado a cruzar fronteras, de tal manera que hoy es posible encontrarla en la carta de la mayoría de restaurantes del mundo. 

¿Nos ponemos manos a la obra? ¡Hala, pues venga!

Preparación

1. En primer lugar lavamos y dejamos a remojo en agua bien fría las hojas de lechuga para que estén crujientes a la hora de servir.

2. Troceamos la pechuga en tiras no demasiago finas y ponemos a macerar durante unos minutos con un poquito de sal, pimienta negra molida, unas gotas de limón y una pizca de ajo en polvo. Pasada una 1/2 hora aproximadamente lo salteamos en una sartén bien caliente con un poquito de aceite de oliva. Sacamos a un plato, dejamos reposar para que pierda temperatura, troceamos en dados y reservamos.

3. Partimos el pan en trocitos del tamaño que nos parezca adecuado para los picatostes, fréimos en una sartén con aceite de oliva virgen extra. Sacamos a un plato que habremos cubierto con papel absorvente y reservamos.

4. Preparamos el aliño o salsa de nuestra ensalada, para ello ponemos en el vaso de la batidora todos los ingredientes (las anchoas y el diente de ajo troceaditos) y trituramos de idéntica forma que cuando elaboramos una mayonesa, dejando la batidora estática en el fondo durante los primeros instantes y subiendo progresivamente a medida que vemos que se forma la emulsión.

5. Montamos la ensalada colocando una base de lechuga (perfectamente escurrida y seca), el pollo troceado, los crujientes picatostes, el queso parmesano en lascas que haremos fácilmente con un pelador de verduras y finalmente la salsa César.

¡Servimos y disfrutamos!

Recomendaciones del autor

En la decoración final podéis optar por añadir unos filetes de anchoa e incluso unas aceitunas negras que le aportarán un intenso y delicioso sabor y un estupendo toque de color ¡Espero que os guste!