Blog

Salud & Bienestar

Physalis peruviana : El equilibrio perfecto entre salud y sabor

Este curioso fruto, pertenece a la familia de las solanáceas, como la patata, la berenjena y el tomate. De hecho también se conoce como tomatillo en algunas zonas de América del Sur, de donde procede. Fueron los Incas los primeros en descubrir este pequeño tesoro que además de un sabor cítrico delicioso, es muy versátil en la cocina y lo más importante, es tremendamente beneficioso para la salud.

Algo desconocido aún, cada vez es más frecuente en fruterías y cadenas de alimentación más allá de sus países de origen.

Los tres tipos de Physalis más conocidos son el Physalis Ixocarpa, Physalis Peruviana, Physalis Pubescens. Hoy os quiero hablar del Physalis Peruviana.

Este pequeño fruto es originario de los valles andinos de Perú y Chile, donde es más conocido como aguaymanto aunque toma mil nombres según la zona: Uchuva,uvilla, alquequenje peruano, capulí, tomatillo o incluso tomate silvestre.

Parece que ya los Incas descubrieron en este fruto el equilibrio perfecto de sabor y salud.

Su sabor se asemeja al tomate pero este pequeño fruto tiene unos matices cítricos un balance perfecto entre dulce y ácido que consiguen una auténtica explosión en boca.  Otra de la las cualidades culinarias del physalis, es su versatilidad en la cocina ya que se utiliza tanto para platos dulces como salados. Posee gran cantidad de pectina por lo que es un aliado perfecto para la elaboración de salsas, chutneys  o mermeladas.

Y nos estamos guardando para el final lo mejor de esta fruta andina que ya cautivó a los Incas por todos los beneficios que tiene para nuestra salud. Es conocida como planta medicinal desde entonces, pues se le atribuyen propiedades tales como la purificación de la sangre y la disminución del colesterol, la mejora de la visión, la regulación de la diabetes, etc. Este fruto tiene un alto contenido en vitamina C (incluso más que la naranja o el tomate) y posee altos niveles de vitamina A, de calcio, fósforo y hierro.  Además no tiene apenas calorías (49 Kcal por 100 grms.). 

En definitiva es un fruto que merece la pena conocer y saborear.  Y claro!  Con lo caprichosos que somos, no hemos podido evitar sembrarlos este año en El Huerto de Tía Lou. Todavía no se cómo se dará su cultivo, ya que las plantas están todavía muy pequeñitas. Parece que nuestra climatología y el hecho de estar a nivel del mar no ayudará, pero también es cierto que muchas de las cosas que cultivamos hoy en nuestro huerto, eran impensables hace unos años. 

Es curioso, de las tres variedades que hemos sembrado, sólo el peruviana , del que os he hablado hoy, lo hemos probado. El de color verde que es el que más se utiliza en México, el purpura que sin duda es una belleza serán una sorpresa si todo va bien. Hay muchos que piensan que estamos un poco locos por sembrar tantas variedades distintas de semillas, muchas de ellas sin conocerlas antes, como es este caso. ¿Sabéis algo? aunque no termine dando sus frutos - nunca mejor dicho- siempre aprendemos y disfrutamos con el proceso. De momento os avanzo que tiene una flor preciosa. Flor que protegerá al fruto, ya que como podéis ver en la foto, el fruto se desarrolla dentro, como encapsulado y la flor actúa a modo de capa protectora de microorganismos de forma que queda aislado y prolongan su  almacenamiento tras ser cosechados.   A la hora de utilizarlo, se desenvuelve la flor como si de un caramelo se tratara y ¡os advierto que es un vicio!  Quizás de primera os sorprenda demasiado el sabor, ya que no estamos acostumbrados a esa mezcla de dulce y ácido, pero ese juego engancha y cuando menos os lo esperéis, estaréis en sus garras ;)

En muchos restaurantes lo utilizan para decorar sus postres, a mí me gusta como tentempié. Suelo tomar la fruta a deshora y como tengamos una cestita de physalis a mano, allá que me lanzo.

Ya os iré contando cómo avanza el cultivo. Estoy loca por ver cómo evolucionan nuestros nuevos inquilinos, y prometo que si todo va bien, os prepararé unas deliciosas ensaladas con este fruto tan saludable y divertido.

 

 

 

 

 

 

Physalis peruviana : El equilibrio perfecto entre salud y sabor

Vivencias de

Lourdes - Tía Lou de Cosas que nos hacen disfrutar

Lourdes - Tía Lou de Cosas que nos hacen disfrutar

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

¿Las ensaladas? Me vuelven loca, frias y templadas, sencillas y sofisticadas.  

... Leer más