Blog

Salud & Bienestar

Curiosidades del calabacín

 

 

 

El calabacín es un alimento suave pero con personalidad. Uno de esos que suelen venir a la cabeza en situaciones de malestar físico, estómago revuelto o cuando llega el momento de ponerse a dieta. Aunque su sabor es fino, resulta inconfundible al paladar.

Supone una opción tan buena en casos de estómago delicado como cuando uno se decide por una dieta más ligera, porque el calabacín se digiere muy bien gracias a la presencia de mucílagos, que son un tipo de fibra que suaviza y desinflama las mucosas del estómago, favoreciendo las digestiones. Este mucílago tiene la peculiaridad de hincharse en contacto con el agua, por lo que ingerir alimentos ricos en él aumenta la sensación de saciedad e incrementa el tamaño del bolo alimenticio en su tránsito por el intestino. Todo ello facilita la evacuación por reblandecimiento de las heces y favorece la absorción de nutrientes al ser mayor la superficie de contacto entre el bolo y el intestino. Además, al mejorar el estreñimiento también favorece la eliminación de tóxicos.

Esta característica, junto con su bajo contenido calórico, hacen del calabacín un ingrediente fundamental para la elaboración de platos ligeros pero sabrosos. De hecho es más versátil de lo que popularmente se cree, pues su consumo crudo, aunque poco extendido, brinda múltiples posibilidades, mayoritariamente en ensaladas.

Cortado de forma longitudinal con el rallador o pelador podremos simular la forma de espagueti y lingüini,respectivamente. Esto es un buen ejemplo de plato con bajo contenido calórico, alto valor nutricional y sin gluten. Ver receta “espaguetis de calabacín”.

Su valor nutricional no solo dependerá de la técnica culinaria empleada sino de la variedad que elijamos. Por ejemplo, el calabacín amarillo (Summer squash), tiene un contenido en los carotenos luteína y zeaxantina muy superior a cualquier otro vegetal. Es más, se ha comprobado que un calabacín amarillo mediano cubre prácticamente la cantidad necesaria de estos carotenos para obtener sus beneficios.

Ambos carotenos se distribuyen una vez obtenidos mediante la dieta por el cuerpo, depositándose en su mayoría sobre la piel y membrana del ojo, la zeaxantina en el centro de la mácula y la luteína en sus bordes. Como pigmentos protectores de la planta que son, ejercerán una acción parecida en el cuerpo humano donde su poder antioxidante y de protección frente a la radiación solar, hacen que su propiedades principales sean la prevención frente a aparición de cataratas y a la radiación solar sobre la piel (aunque nunca podrá sustituir cremas foto-protectoras).

El calabacín de producción local tiene el un valor en crudo de ácido fólico casi del doble respecto a otros de diferentes regiones. Esto se debe, probablemente, a las condiciones climáticas y de cultivo tan características del litoral mediterráneo.

Esta vitamina del grupo B posee diversos beneficios para la salud, entre los que destacan una posible prevención la espina bífida en neonatos y del retraso del crecimiento fetal, así como una supuesta reducción de la incidencia de abortos. También existen estudios que defienden el consumo de alimentos con ácido fólico como coadyuvante en el tratamiento de la depresión.

En definitiva un vegetal nutritivo, ligero y que invita a retos culinarios.

 

Curiosidades del calabacín

Vivencias de

Ana Molina Jiménez

Ana Molina Jiménez

Profesional de la salud / educador

¿Que por qué me gustan las ensaladas? No me imagino mi rutina diaria sin ellas. No me canso nunca, las ensaladas ofrecen tal abanico de posibilidades diferentes que resulta facil comerlas a... Leer más