Blog

Salud & Bienestar

¿Zumos o fruta fresca?

La Organización Mundial de la Salud nos recomienda tomar 5 raciones de frutas y verduras al día. Tres de ellas deben ser fruta, repartidas generalmente en el desayuno, media mañana y merienda. Una manera ideal de tomar frutas por la mañana es tomarla exprimida en zumo (es cómoda, fácil de tomar y súper refrescante), aunque ya sabemos que siempre se pierden vitaminas y nutrientes con respecto a tomar la fruta fresca. Aún así, un zumo de naranja recien exprimido por lo mañana, junto a unas tostadas con tomate rallado y aceite de oliva, y un café con leche o infusión, serían un desayuno excelente.

El problema viene cuando los zumos que tomamos son industriales, de brick, para ahorrar tiempo. En España cada vez se consumen más zumos y menos frutas frescas. Los zumos pueden llegar a causar obesidad y diabetes, debido al alto contenido en azúcar, y no sustituyen a la fruta fresca en una dieta sana y variada. Para empezar debemos diferenciar entre zumo y néctar.

 

Diferencia entre zumo y néctar

Dentro de los zumos industriales, los zumos de fruta exprimida son los más naturales, ya que incluyen la pulpa de la fruta exprimida. Sin embargo también existen zumos a base de concentrado de frutas, que han sido deshidratados y luego se le incorpora agua para reconstituirlo, además de vitaminas y azúcar.

Por otro lado el néctar se produce añadiéndole agua y azúcar (o edulcorantes en algunos casos) al zumo. Debe haber un mínimo del 50% de zumo. Con lo cual, no estamos tomando toda la fruta que debiéramos. Si no agua y azúcar.

 

Ahora vamos a analizar las ventajas e inconvenientes de consumir zumos (ya sea industriales o no):

 

 

Ventajas de los zumos

- Son cómodos: tomar zumo de brick es cómodo, rápido y limpio. No tienes que exprimir fruta, usar exprimidores o licuadoras, ni mucho menos lavarlas después.

- Son baratos: un litro de zumo normalmente es más barato, sobretodo cuando hablamos de zumos a base de concentrados a base de agua y polvos, que un kilo de fruta fresca.

- Hay una enorme variedad de sabores todo el año, que de otra manera sería complicado conseguir, como los zumos de papaya, melocotón, uva, plátano, frutas del bosque...

- Muy ricos en sabor, puesto que tienen aditivos edulcorantes y potenciadores del sabor.

 

Inconvenientes de los zumos

- Causan obesidad debido al alto contenido en azúcares. De hecho, la OMS aconseja reducir limitar el consumo de zumos a una ración al día. Hay estudios que afirman que si tomáramos dos vasos de zumo al día, engordaríamos 5 kilos al año.

- Sacian menos que la fruta entera (masticada) con lo cual no son aconsejables en dietas de adelgazamiento.

- No estimulan la masticación, porque no aportan ninguna ventaja en niños pequeños.

- Pierden sus propiedades nutricionales, sobretodo las vitaminas hidrosolubles, como la vitamina A.

- La fibra de la fruta se encuentra sobretodo en la piel y en la pulpa. Al exprimirlos perdemos la mayoría de la fibra, sobretodo cuando desechamos la pulpa. Esto provoca además, que los azúcares de los zumos (al tener menos fibra) se absorban más rápido que los azúcares de la fruta fresca.

 

Esto no quiere decir que no debamos tomar zumo, pero lo aconsejable es no sustituir toda la fruta que debiéramos tomar al día por zumos exprimidos. Y de tomarlos, mucho mejor que sean de fruta exprimida y sin azúcares añadidos, que comprar néctares o zumos a partir de concentrado de fruta, aunque sean más baratos.

¿Zumos o fruta fresca?

Vivencias de

Chef Orielo

Chef Orielo

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

Me encanta usar verduras en mi cocina, que tiene un marcado carácter mediterráneo (aceite de oliva, pan, frutas, y hortalizas frescas). Las verduras son la base de mi dieta y mi cocina en... Leer más