Ingredientes

  • Zumo de 1 naranja pequeña
  • Zumo de 1 limón
  • 1 cda. de zumo de pomelo
  • 1 cda. de mostaza con miel
  • 1 cucharada de azúcar
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Autor de esta receta

Chef Orielo

Chef Orielo

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

Me encanta usar verduras en mi cocina, que tiene un marcado carácter mediterráneo (aceite de oliva, pan, frutas, y hortalizas frescas). Las verduras son la base de mi dieta y mi cocina en... Leer más
up

Os presento una vinagreta muy especial y muy sana, puesto que lleva muy poco aceite, y en vez de usar ácido acético (vinagre) vamos a usar ácido cítrico de distintas frutas como la naranja, el limón, el pomelo... (podéis usar los cítricos que más os gusten: mandarina, lima, etc.)

Es una vinagreta muy fácil de hacer. Tan sólo tenemos que concentrar y reducir un poco el zumo de cítricos aromatizándolo con la piel de los mismos (naranja, limón...). Añadimos un poco de aceite y un toque delicioso de mostaza con miel, pimienta y sal, et voilá, tenemos una vinagreta súper original, rica y divertida.

Esta vinagreta la va perfectamente a ensaladas donde hayamos usado cítricos, como esta ensalada de mandarinas y cherry que hicimos el mes pasado.

¿Os animáis a hacerla? y vosotros ¿con qué ensalada acompañaríais esta vinagreta?

Preparación

1.Pelamos la piel de la naranja y el limón (sin llegar a la parte blanca para que no amargue)

2. Exprimimos el zumo de la naranja y del limón. También usaremos un poco de zumo de pomelo exprimido.

3. Calentamos el zumo de cítricos en un cazo con una cucharada de azúcar y la piel de los cítricos.

4. Cuando rompa a hervir, lo dejamos unos cinco o diez minutos a fuego medio-fuerte hasta reducir a la mitad el zumo.

5. Lo dejamos enfriar y lo colamos a un bol.

6. Añadimos una cucharada de mostaza con miel, otra de aceite de oliva virgen extra, la pimienta y la sal al gusto y removemos bien hasta emulsionar.

Recomendaciones del autor

Hemos usado pomelo en esta vinagreta aunque si os parece demasiado amargo lo podéis obviar. También podéis añadirle un toque de lima, o incluso añadir la raspadura de los cítricos a la vinagreta para que quede más decorativo y tenga un sabor más aromático e intenso.