Ingredientes

  • 1/2 calabacín
  • 1 trozo mediano de calabaza

Ingredientes del aliño

  • pimienta negra molida
  • sal
  • ajo en polvo
  • hierbas provenzales

Autor de esta receta

Chef Orielo

Chef Orielo

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

Me encanta usar verduras en mi cocina, que tiene un marcado carácter mediterráneo (aceite de oliva, pan, frutas, y hortalizas frescas). Las verduras son la base de mi dieta y mi cocina en... Leer más
Total votes: 8

Os propongo una idea super original y muy saludable para picar un snack entre horas. En vez de patatas fritas y aperitivos fritos de bolsa, podemos hacernos nuestros propios snacks o chips de calabacín y calabaza en el horno (sin freir y sin aceite).

Quedarán unos aperitivos super crujientes. Eso sí, para que queden tan "crunchy" debemos cortar las rodajitas muy finas (con una mandolina preferentemente, o a cuchillo con cuidado de hacerlas todas del mismo tamaño). Y también quitarles la humedad para que al hornearlas no queden blanduas.

¡Espero que las disfrutéis!

 

Preparación

1. Cortamos rodajitas muy finas de calabacín y de calabaza con una mandolina o a cuchillo.

2. Ponemos las rodajas sobre papel absorbente y las cubrimos de más papel para quitarles el máximo de humedad.

3. Colocamos las rodajitas en la bandeja del horno sobre papel vegetal, añadimos las especias al gusto.

5. Las horneamos a 160ºC durante 15 minutos en el horno con ventilador (para secar aún más los vegetales) hasta que estén doradas.

Recomendaciones del autor

Para hacerlas todavía más sabrosas (aunque más calóricas) podéis pincelar las rodajitas con un poco de aceite de oliva, pero cuanto más húmedas estén, menos crujientes quedarán.

¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Suscríbete a nuestro boletín!