Ingredientes

  • 150 gramos de queso feta
  • 80 gr. de Tomates Secos
  • 6 dientes de ajo
  • Oregano
  • Romero
  • Albahaca
  • Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)

Autor de esta receta

Tía Lou de El Huerto de Tia Lou

Tía Lou de El Huerto de Tia Lou

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

¿Las ensaladas? Me vuelven loca, frias y templadas, sencillas y sofisticadas.  Adicta al #salading, me apasiona todo... Leer más

Como comentaba en mi artículo sobre la gastronomía griega, uno de los secretos de su cocina es cómo utilizan las conservas. En este caso nos hemos inspirado en ellos para preparar esta deliciosa semi-conserva de queso feta y tomates. Que además traerá todo el aroma de las hierbas frescas.
El sabor que se consigue cuando todos sus ingredientes se mezclan es único. En casa somos muy de tener tarritos de estos en la nevera. Nos ayudan a darle un punto alegre y delicioso a las ensaladas y tostas caseras. Incluso para el desayuno son perfectas.
Antes de nada, vamos a lavar bien el tarro de cristal  donde los vayamos a conservar. Si pensáis dejarlo mucho tiempo, debéis esterilizarlo, pero habitualmente yo lo que hago es dejarlo macerando unos días en la nevera y luego lo vamos tomando con las ensaladas durante las dos siguientes semanas. Como el aceite es un conservante natural esta semi-conserva te aguanta bien. Además la sal del queso feta también ayuda a conservarlo.
Ahora si, vamos con la receta.Semi- conserva de queso feta, tomates y muchas aromáticas

Total votes: 9

Preparación

  1. Lo primero que debemos hacer es rehidratar los tomates. Para ello vamos a calentar agua. Una vez rompa a hervir, apagamos y cubrimos los tomates deshidratados hasta cubrirlos por completo. Deberéis dejarlos entre 2-4 horas. Yo suelo dejarlo de la mañana a la tarde. Iréis viendo cómo van recuperándose al hidratarse de nuevo.
  2. Mientras tanto, podemos ir preparando el resto de ingredientes.
  3. Cortamos el queso feta en dados no muy pequeños.
  4. Tronchamos los ajos y lavamos las hierbas aromáticas frescas. Es importante secarlas bien antes de usarlas.
  5. Ahora es el momento de escurrir bien los tomates, pero ¡no vayáis a tirar el agua!. Os servirá para guisos, cremas  y sopas.
  6. Como sucede con las aromáticas, debéis secarlos bien, intentando que no quede agua.
  7. Ahora es tan sencillo como introducir todos los ingredientes en el tarro hermético y cubrir con un buen aceite de oliva virgen extra.

Olvidaros de esta conserva unos 3-4 días y luego podéis de cubrir esta deliciosa receta.

¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Suscríbete a nuestro boletín!