Ingredientes

  • 2 aguacates
  • 1 tomate grande
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 cebolleta fresca mediana
  • 10 langostinos (si son pequeños pondremos 12)
  • Un ramillete de cilantro fresco

Ingredientes del aliño

  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 lima
  • 1 cucharada sopera de vinagre de manzana
  • Sal rosa del Himalaya
  • Pimienta negra recién molida

Autor de esta receta

Silvia González

Silvia González

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

Son saludables, vistosas y por supuesto una delicia. Permiten que dejemos volar nuestra imaginación y potencian la creatividad. Son generosas, combinando ingredientes sencillos obtenemos... Leer más
up

En casa nos resistimos a dar por finalizado el verano, aún nos apetece calle, quedar con los amigos en una terraza, comer y cenar en el jardín, muchas risas entorno a una colorida mesa llena de platos ligeros y veraniegos y de postre un paseo por la playa. Aún nos hace falta sol, mucha luz y ese calorcito que aquí en el norte tanto apreciamos.

Por todo esto en nuestra mesa aún triunfan las ensaladas, apetece hacerlas y disfrutarlas. Evocan los días interminables que nunca quieres dejar atrás. Generan buenas sensaciones y nos ayudan a volver a la rutina con energía y una sonrisa en la cara.

¿Vamos a ello? ¡Venga! Pues hoy comemos un delicioso salpicón, muy fácil de hacer y cargado de sabor.

Preparación

1. Pelamos y partimos en pluma o medias lunas finas la cebolla. Lo colocamos en un bowl y bañamos con el aliño: aove, vinagre, lima, sal y pimienta negra. Mezclamos bien y reservamos para que macere un poquito.

2. Abrimos los pimientos, eliminamos la semilla y troceamos en cubos de unos 3 cm. Añadimos al bowl con la cebolla.

3. Troceamos el tomate en cubos de un tamaño similar a los pimientos e incorporamos al bowl.

4. Ponemos los langostinos en una cazuela con agua y un poquito de sal, llevamos a ebulllición y cuando comienza a hervir retiramos. Escurrimos, refrescamos, pelamos y partimos las colas en un 2 ó 3 trozos. 

5. Partimos, retiramos la pepita y troceamos en cubos (de similar tamaño al resto de ingredientes) el aguacate. Añadimos al cuenco donde tenemos marinando la cebolla, el pimiento y el tomate. Mezclamos con sumo cuidado para no machacar los trozos y que el resultado sea el deseado.

6. Añadimos los langostinos y el cilantro picado, mezclamos nuevamente con mucho cuidado.

7. Reservamos unos minutos en la nevera para servirlo fresco y ¡A disfrutar!

¡ESPERO QUE OS GUSTE!

Recomendaciones del autor

Una deliciosa opción es añadir el jugo de las cabezas de los langostinos (una vez cocinados) a la marinada, aporta un sabor infinito.