Ingredientes

  • 1 cebolla roja
  • 1/2 romanesco
  • 200 gramos (7 onzas) de espinacas
  • 1 rollo de hojaldre fresco pre-cocinado o pasta quebrada (230 gramos)
  • 3 huevos
  • 100 ml (0.4 taza) de nata para cocinar
  • 100 gramos (3.5 onzas) de feta
  • Un puñado pequeño de semillas de calabaza
  • Aceite de oliva para asar
  • Pimienta y sal
  • Extra: sartén para quiche de poca altura

Los floretes de Romanesco son una auténtica obra de arte. Sería una pena (aunque nada puede superar el sabor) emplearlas y triturarlas para una sopa o un puré romanesco. Su diseño intrincado le proporciona algo mítico y mágico. Con razón nos gusta resaltar su aspecto utilizándolos en una quiche. Especialmente cuando limitamos la altura de tu quiche, los bonitos floretes serán el centro de atención sobresaliendo de la quiche. ¡Amar la belleza, es ver los floretes de Romanesco!

Por cierto, la Romanesco combina muy bien con muchas otras verduras tales como espinacas que utilizamos en esta quiche. ¡Una auténtica fiesta hortícola! Para finalizar el relleno de esta quiche, combínala con tu queso favorito: feta, queso azul o incluso queso curado rallado puede ser la crema a tu café o mejor el queso a tu quiche. ¡Justo ve a por tu favorito!  

Podría sondear este mundo culinario (y existe) y probablemente no has hecho nunca esto antes, pero puedes aderezar esta quiche con semillas de calabaza. Las quiches tienen frecuentemente un sabor muy suave y las semillas de calabaza les dan ese toque extra crujiente. Por cierto, ¿sabías que las semillas de calabaza crujen justo como las palomitas de maíz cuando las asas en una sartén? Así que ¡no te preocupes si de repente oyes sonidos de crujido procedentes de tu sartén! Es un estallido de puro placer

Total votes: 25

Preparación

  • Precaliente el horno a 200 grados Celsius (392 grados Fahrenheit).
  • Pica la cebolla roja y corta la romanesco en floretes pequeños. Calienta una sartén con aceite de oliva a fuego medio y fríe la cebolla roja hasta que esté traslúcida. Cuando la cebolla esté traslúcida, añade las espinacas y sofríelas hasta que estén tiernas.
  • Cuece los floretes de romanesco hasta que estén al dente (firmes al mordisco), en aproximadamente 7 minutos. Sazónalos con sal y pimienta y deja las verduras que se enfríen un poco.
  • Cubre tu sartén de quiche con el hojaldre. Quita cualquier hojaldre sobrante. Consejo: ahora puedes pre-hornear la base del hojaldre durante 5-10 minutos para evitar tener una base mojada.  
  • Bate los huevos en un bol y sazónalos con sal y pimienta. Bate los huevos, la nata para cocinar y las verduras todo junto. Desmigaja medio queso feta y añádelo a la mezcla huevo-verdura.
  • Vierte la mezcla huevo-verdura en la sartén para quiche y desmigaja la otra mitad del queso por encima de la misma. Hornea la quiche durante 25-30 minutos en el horno.
  • Mientras tanto, asa las semillas de calabaza en una sartén seca hasta que comiencen a crujir como las palomitas de maíz. Luego retíralas de la sartén.
  • Sirve la quiche en trozos y esparce las semillas de calabaza asadas.

¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Suscríbete a nuestro boletín!