Ingredientes

  • 4 pimientos rojos dulces tipo italianos
  • 3 tomates maduros, cortados en rodajas delgadas
  • 200g de queso feta
  • 1 puñado de albahaca, sólo las hojas
  • 4 ramitas de tomillo
  • 4 dientes de ajo, en rodajas muy finas
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal marina gruesa y pimienta negra recién molida

Autor de esta receta

Helena

Helena

Chef / restaurante

Leer más
up

Tomar Vegemite, cordero y ensalada es algo muy popular en Australia, así como todo tipo de frutas y verduras (tomates, lechuga, melón, brócoli, coliflor...).

Desde 1970, Australia ha tenido su propia cocina, que combina ingredientes de la zona, con la comida tradicional de Asia y Europa Oriental, tales como los mezes libaneses, que son similares a las tapas españolas. Se trata de pequeños platos para picar que pueden incluir verduras marinadas, a la parrilla, pan con diferentes rellenos, así como las salsas a base de hortalizas y legumbres.

Los australianos también adoran hacer barbacoas. La carne de ternera, las aves de corral e incluso ciertos tipos de pescado se cocinan sobre un fuego de carbón y se sirven junto a una ensalada verde.

Obligado para cualquiera que vaya Australia también es probar la "Pavlova": pastel con una base de merengue, cubierto con crema batida y frutas.

Preparación

¿Qué hacer?

Precalentar la bandeja del horno a 190 grados C.

Hacer un corte en los piemiento en forma de T (con la parte larga de la T que corre paralela con el tallo y la parte superior de la T en la parte más gruesa del pimiento). Abrir con cuidado y retire las semillas del interior. Rellenar los pimientos con 4 rebanadas de tomate, queso feta, la albahaca, el tomillo y el ajo. Evitar romper los pimientos para que no pierdan demasiado líquido. Cerrarlos suavemente y ponerlos con cuidado en la bandeja del horno.

Rocíar con abundante aceite de oliva, sal gruesa y pimienta negra recién molida.

Colocar el recipiente en el horno y dejar actuar durante 20-25 minutos hasta que empiecen a tostarse.

Retirar del horno y dejar enfríar.

Están mejor a temperatura ambiente.