Ingredientes

  • 3 pimientos rojos grandes o 6 rojos picudos tipo Sweet Palermo
  • 80g de nueces de tu elección
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de melaza de granada
  • 1/2 cucharadita de sal marina y pimienta negra al gusto.

Me encanta servir esta salsa de pimientos y nueces acompañada de bastoncitos de apio fresco crujiente, pepino y zanahoria. Si has hecho mucha y te sobra, queda perfecta en hamburguesas o como base en los filetes a la barbacoa. Se conserva hasta 3 días guardada en el frigorífico.

Total votes: 127

Preparación

  1. Precalienta el horno a 200 grados Celsius 
  2. Forra la bandeja de horno con papel de horno y coloca los pimientos en la bandeja
  3. Ásalos durante 30-40 minutos o hasta que la piel esté ennegrecida y los pimientos estén tiernos
  4. Retíralos del horno. Colócalos en una bandeja fría y cúbrelos con film transparente para dejar que se enfríen (el vapor te ayuda a quitar la piel ennegrecida más fácilmente). Deberías tener 500g asados.
  5. Quita la piel ennegrecida de los pimientos.
  6. Mezcla los pimientos con las nueces, el aceite de oliva, la melaza de granada, la sal y la pimienta en una batidora/procesadora.
  7. Bate todo hasta que esté suave y cremosa.

Recomendaciones del autor

Receta de cortesía de Teresa Cutter, The Healthy Chef.

¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Suscríbete a nuestro boletín!