Ingredientes

  • Para hacer la masa:
  • 500 gramos de harina (un poco más) (17.6 ounces)
  • ½ cucharadita de sal
  • 250 gramos de mantequilla refrigerada con algo de mantequilla extra para untar tu bandeja (8.8 ounces)
  • 250 ml de agua fría (1 taza)
  • 1 huevo
  • Para hacer el relleno:
  • 800 gramos de dados de calabaza (28.2 ounces)
  • 1 cebolla roja
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico
  • 90 gramos de pistachos (3.2 ounces)
  • 50 gramos de queso Parmesano (1.8 ounces)
  • 30 gramos de albahaca (1 ounce)
  • 3 – 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Mantequilla (para untar la bandeja)
  • Pimienta y sal
  • Extra: papel film, bandeja quiché de 24 cm (9.4 inches), rodillo de amasar, bandeja horno, robot de cocina

Esta obra de arte gastronómica te llevará algún tiempo prepararla, pero merece la pena el esfuerzo 100%. Piensa en una masa casera crujiente, un suave relleno con pesto de pistachos casero, cocinando una comida excitante y sirviéndola una vez en la vida y una obra maestra fascinante. Tanto los vegetarianos como los amantes de la carne (puedes fácilmente servir un trozo de carne como acompañamiento) se preguntarán qué ingredientes secretos utilizas para hacer este plato tan delicioso.  

La masa para este pastel es casera. Bastante fácil de hacer… solo combina mantequilla, harina, agua y sal…súper fácil, ¿verdad? El único ingrediente adicional que necesitas es paciencia. Deberías no amasar tanto la masa y debería reposar en el frigorífico durante al menos 30 minutos.  

Nuestro pesto de pistachos es otra parte de este plato súper- sencillo y casero. Y sí, el pesto estará bastante seco nada más que por una razón, de otro modo tu relleno de pastel de calabaza flotará. Tu socio más importante en la elaboración del pastel de calabaza es tu horno: primero porque asará la calabaza y la cebolla y luego horneará el pastel. ¡Nunca ha resultado tan sencillo conseguir un excelente espectáculo en tu mesa navideña!

Total votes: 103

Preparación

  • Comienza haciendo la masa. Esta también puede hacerse medio día antes. Primero coloca la harina y la sal en una fuente. Añade la mantequilla refrigerada en dados e introduce la mantequilla en la harina hasta que obtengas una especie de arena húmeda. Asegúrate que la mantequilla no se pone demasiado caliente.
  • Luego añade el agua fría (preferiblemente agua que haya estado en la nevera durante un tiempo). Mézclala con un cucharón, un tenedor o las manos hasta obtener una masa pareja. Luego echa un poco de harina en tu tabla de cocina, coloca la masa en la misma y amásala con las manos. No la amases demasiado. Moldea la masa en un cuadrado y envuélvela en papel film. Coloca la masa en la nevera durante al menos 30 minutos.
  • Precalienta el horno a 220 grados Celsius (428 grados Fahrenheit).
  • Corta la cebolla en cuatro trozos. Mezcla la cebolla en una bandeja horno con los dados de calabaza y las 2 cucharadas de vinagre balsámico. Mézclalo todo bien, sazona las verduras con sal y pimienta y luego coloca la bandeja en el horno. Asa la calabaza durante 10 minutos. Después deja que se enfríe, deja el horno encendido.
  • Brevemente asa los pistachos en una sartén seca. Luego coloca los pistachos en el robot de cocina junto con el queso Parmesano, la albahaca y el aceite de oliva. Procésalo hasta que tengas un pesto bastante seco y consistente. Saborea el pesto y sazónalo con sal y pimienta en caso necesario.
  • Mezcla el pesto con los dados de calabaza. Aliña la mezcla de verduras con sal y pimienta extra en caso necesario.
  • Unta con mantequilla tu bandeja para la quiché.
  • Retira la masa del papel film y echa un poco de harina en tu tabla de cocina. Divide la masa en 2 trozos. Enrolla 1 trozo de masa con el rodillo de amasar hasta que tenga aproximadamente un centímetro de grosor y sea más grande que tu bandeja para quiché. Cuidadosamente coloca la masa en la bandeja y deja que cuelgue el borde. Con cuidado presiona la base y los bordes. 
  • Coloca el relleno de la calabaza en la bandeja y extiéndelo uniformemente sobre la bandeja.
  • Ahora enrolla el segundo trozo de masa, también a medio centímetro. Cuidadosamente colócalo sobre la bandeja de quiché y presiona los bordes de la masa sobre los bordes de la bandeja. Luego corta el exceso de masa con un cuchillo. Puedes utilizar este exceso de masa para hacer trozos decorativos que puedes utilizar para decorar el pastel poniéndolos encima.
  • Corta una cruz encima de la quiché con un cuchillo que permitirá que salga el vapor.
  • Bate el huevo y píntalo en el pastel de calabaza. Luego hornea el pastel en medio del horno durante 40 – 50 minutos. Cubre la parte superior con papel de aluminio (si se tuesta mucho) para evitar que tu tapa de la masa se hornee demasiado. Sírvelo caliente o deja que se enfríe y sírvelo frío.

¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Suscríbete a nuestro boletín!