Ingredientes

  • 1 romanesco
  • 3 huevos
  • 100 gramos (3.5 onzas) de harina de maíz
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de paprika en polvo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 150 gramos (5.3 onzas) de panko
  • Pimienta y sal
  • Aceite de girasol para freír (también puede utilizarse una freidora)

Ingredientes del aliño

  • 200 ml (1.2 tazas) kétchup
  • 1 cucharadita de sriracha
  • 3 cucharaditas de salsa de soja
  • 2 cucharaditas de mostaza
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 2 cucharaditas de vinagre de vino blanco
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1 cucharadita de paprika en polvo ahumada
  • 1 cucharadita de ajo en polvo

La Romanesco es un maravillo producto hortícola que puedes no solo cocinarla como acompañamiento de verduras o utilizarla para hacer sopas o ensaladas, también puedes emplearla para cocinar algo completamente distinto y probablemente inesperado: ¡nuggets! En efecto, a esta colorida verdura de color verde brillante le encanta situarse sobre una cubierta crujiente frita en aceite. Eso suena como un pequeño trozo de cielo, ¿verdad? Lo mejor de ambos mundos… un snack crujiente con un toque de verduras, ¡así es como nos gusta!

Estos floretes de Romanesco están empanados en panko (pan rallado) y luego fritos en aceite hasta que estén dorados y crujientes. Después, añade un poco de salsa barbacoa casera a los nuggets Romanesco crujientes y has creado un aperitivo que está diseñado para invitados exquisitos y que podría convertirse en tu nueva alternativa para elecciones de aperitivo saludables. ¡En realidad lo son! Estos nuggets reunieron a todo el mundo en un abrir y cerrar de ojos durante mi última fiesta en casa y el feedback fue unánimemente positivo. ¡Solo pruébalo tú mismo y sorpréndete!

Total votes: 13

Preparación

  • Todo comienza realizando la salsa barbacoa. Coloca todos los ingredientes en una sartén y mézclalos bien. Coloca la sartén a fuego medio-alto hasta que la salsa comience a hervir. Baja el fuego y deja la salsa barbacoa hervir poco a poco durante 5 minutos más hasta que tengas una salsa espesa.
  • Corta la Romanesco en floretes. No los cortes demasiado pequeños y prueba a cortarlos más o menos del mismo tamaño.
  • Bate los huevos en un bol. Coloca la harina de maíz en un segundo bol y añade las hierbas antes de sazonarlas con pimienta y sal. Vierte el pan rallado en un tercer bol. Luego distribuye los tazones en el siguiente orden: harina de maíz, huevos, pan rallado.
  • Calienta una sartén con 1 cm (0.4 pulgadas) aceite de girasol a fuego medio-alto o dispón la freidora a 180 grados Celsius (356 grados Fahrenheit).
  • Ahora utiliza tu propia línea de empanado casera: comienza metiendo los floretes Romanesco uno por uno en la harina de maíz hasta que los floretes estén completamente cubiertos. Después, mételos en los huevos hasta que los floretes estén totalmente cubiertos con huevo. Por último, pero no menos importante, es el momento del pan rallado. Repite el mismo proceso con el pan rallado hasta que los floretes estén una vez más totalmente cubiertos. Luego echa los floretes en la sartén (freidora) o para conseguir nugget extra grueso: repite una vez más el proceso de huevo y pan rallado.  
  • Utilizando una freidora tus nuggets estarán listos en pocos minutos. Utilizando una sartén tienes que dar la vuelta al pan rallado de modo que cada lado se fría aproximadamente 1-2 minutos hasta que se doren. Luego saca los floretes de la sartén y déjalos escurrir en papel de cocina.
  • Sirve los nuggets romanesco con la salsa barbacoa.

¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Suscríbete a nuestro boletín!