Ingredientes

  • 500g de tomates
  • 1 pimiento rojo pequeño
  • 500g de azúcar glas
  • Dientes de ajo

Autor de esta receta

Love my Salad Kids

Love my Salad Kids

Cocinero principiante

Ofrecemos consejos útiles para animar a los niños a comer de forma más sana ofreciendo recetas y sugerencias divertidas y deliciosas. ¿Conoces una receta sabrosa que a tus hijos les encante... Leer más

Como agricultor holandés al que le encanta el rico y complejo sabor de un tomate, con frecuencia me siento como mimado cuando llego a casa desde el invernadero con cajas de tomates frescos para compartir con mis amigos y familia. Pero cuando hay demasiados tomates para compartir, tienes que improvisar una solución. Así que decidí hacer tarros de mermelada de tomate como una forma de conservar los tomates frescos sin desperdiciar sus buenas propiedades. Esta receta ha llegado a ser una de mis favoritas para hacer con mis hijos, ya que es sencilla y divertida de preparar. Además, un tarro grande de tomates cocidos a fuego lento dejará el aroma más maravilloso en la cocina. 

Esta deliciosa mermelada de tomate lleva aproximadamente 15 minutos ligarla, pero es mejor dejar la mezcla en reposo durante toda la noche para que los sabores se mezclen y se desarrollen. Para una dosis extra de sabor puedes elegir añadir hojas de albahaca a este plato, sin embargo, prefiero no añadirlas. Esta receta funciona mejor como una salsa con galletas saladas o extendida en una rebanada de pan tostado para obtener un sabroso manjar, pero las posibilidades son interminables. Podrías incluso utilizar la mermelada como un marinado para platos de carne o encima de una base de pizza casera para añadirle sabor. 

Total votes: 283

Preparación

• Quita la piel de los tomates, córtalos por la mitad y quítales las semillas
• Corta los tomates en dados
• Corta el pimiento por la mitad, quítale las semillas y córtalo muy fino 
• Mezcla los tomates, el pimiento y el azúcar
• Deja la mezcla que repose cubierta toda la noche en un lugar frío
• Echa con cuchara la mezcla de tomate en una sartén grande, añade los dientes de ajo y ponlos a hervir
• Déjalos hervir a fuego lento y muévelos de vez en cuando durante 15 minutos
• Quita los dientes de ajo de la mezcla de tomate
• Echa cucharadas de la mermelada de tomate caliente en tarros limpios y esterilizados
• Cierra bien los tarros y déjala reposar durante 5 minutos con la tapa hacia abajo

¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Suscríbete a nuestro boletín!