Ingredientes

  • 250 grms de garbanzos ya cocidos
  • 1 cebolla
  • Un buen manojo de espinacas frescas
  • Un trozo de queso feta
  • ½ cucharadita de especias al gusto. ( comino, orégano , semillas de cilantro , cúrcuma y pimienta negra)
  • 1/4 cucharadita de chile (Solo si os gusta el picante)
  • Sal y pimienta negra

Autor de esta receta

Tía Lou de El Huerto de Tia Lou

Tía Lou de El Huerto de Tia Lou

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

¿Las ensaladas? Me vuelven loca, frias y templadas, sencillas y sofisticadas.  Adicta al #salading, me apasiona todo... Leer más

En estos días en que no termina de irse el verano - al menos en el sur -   pero el otoño no quiere entrar para quedarse, muchas veces no se sabe qué comer. Demasiado calor para sopas y potajes pero tu cuerpo te pide garbanzos sin parar. Esta opción de ensalada tibia es maravillosa para esta época.  Una mezcla de dulce, salado y toques especiados que sin duda vais a disfrutar. 

Increíble ensalada de garbanzos especiados

Total votes: 16

Preparación

  1. Pelamos la cebolla, la picamos lo más pequeñita que podamos. En estos casos,  yo suelo utilizar un picador  porque es mucho más rápido.
  2. Ponemos a pochar la cebolla con una pizca de sal y pimienta. Dejamos que se haga a fuego medio con cuidado de que no se queme. Hay que dejar que comience casi a caramelizar. Esta elaboración también suelo tenerla preparada, hago más cantidad y luego me aguda a enriquecer mis guisos y ensaladas. 
  3. Una vez esté lista la cebolla añadimos los garbanzos escurridos y las especias al gusto.  Salteamos todo junto de forma que vayan mezclándose todos los sabores.
  4. Por último, salteamos en la misma sartén las espinacas. Las tapamos  y dejamos un minutito que se hagan.
  5. La base ya está lista, sólo falta agregar unos trocitos de queso feta desmigado, unas hojas de espinacas crudas y tendréis un platazo delicioso y de lo más otoñal.
¡Espero que os guste!
 

 

 

Recomendaciones del autor


Podemos cocer los garbanzos que vamos a consumir en la semana y tenerlos en botes de cristal para utilizarlos a medida que nos hagan falta. De esta manera ahorramos tiempo y energía.
Para cocerlos suelo incorporar alguna verdura a la olla de manera que enriquezco un poco el sabor y eso luego se agradece mucho en las elaboraciones rápidas.

¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Suscríbete a nuestro boletín!