Ingredientes

  • 3 aguacates
  • 1 cebolleta
  • 1 tomate mediano
  • Zumo de limón
  • Jalapeños frescos (al gusto)
  • Cilantro fresco

Autor de esta receta

Chef Orielo

Chef Orielo

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

Me encanta usar verduras en mi cocina, que tiene un marcado carácter mediterráneo (aceite de oliva, pan, frutas, y hortalizas frescas). Las verduras son la base de mi dieta y mi cocina en... Leer más
up

El guacamole me vuelve loco, sobretodo ahora en veranito, cuando hacemos cenitas y comidas en la terraza con amigos o con familiares. Es un aperitivo perfecto, sanísimo y delicioso. Esta crema de origen mexicano se hace a base de aguacates maduros, cebolleta, tomate cortado en cubitos y zumo de limón - o lima. Pero yo le voy a dar un puntito especial, y es que me encanta el picante. Tan sólo tenemos que añadirle unas cuantas rodajitas de jalapeño y unas gotas de salsa tabasco - sin pasarnos, que no a todo el mundo le gusta el picante. Y por último, también picamos bien cilantro fresco o perejil.

El guacamole no hay que triturarlo demasiado, porque no queremos hacer un puré. Es mucho mejor chafarlo todo con el tenedor, para encontrarnos los trocitos y que le de textura a nuestro plato. Y no os olvidéis de impregnar bien de zumo de limón los aguacates una vez cortados para que no se oxiden.

Esta receta de guacamole siempre triunfa, os va a encantar, os lo aseguro. ¡Ya me contaréis! :)

 

Preparación

  1. 1. Picamos la cebolleta y el tomate en cubitos. Reservamos una parte del tomate para incorporársela al final.
  2. 2. Extraemos la pulpa de los aguacates y los cortamos en trocitos pequeños. Les añadimos zumo de limón para que no se oxiden.
  3. 3. Añadimos un poco de sal y jalapeños frescos al gusto (según lo picante que lo queráis)
  4. 4. Con un tenedor chafamos todo mezclándolo bien. Opcionalmente podemos agregar un poquito de aceite de oliva virgen extra.
  5. 5. Por último le añadimos el tomate que teníamos reservado y el cilantro fresco picado 

Recomendaciones del autor

Podemos servir el guacamole con unos nachos, tortillas de trigo tostadas o bien con crudités de verduras para ir mojando como si fueran palitos (zanahorias, pepino, etc.)

Si lo queremos aún más picante podemos agregar salsa tabasco.