Ingredientes

  • 1 pimiento california rojo
  • 1 pimiento california amarillo
  • 1/2 pimiento california verde
  • 2 latas de caballa en aceite de oliva
  • 1 lata de anchoas

Ingredientes del aliño

  • 2 dientes de ajos
  • Albahaca
  • Sal

Autor de esta receta

Chef Orielo

Chef Orielo

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

Me encanta usar verduras en mi cocina, que tiene un marcado carácter mediterráneo (aceite de oliva, pan, frutas, y hortalizas frescas). Las verduras son la base de mi dieta y mi cocina en... Leer más

Vamos a aprender lo fácil que resulta asar pimientos y tenerlos guardaditos en el congelador o en el frigorífico para ir usándolos para todo tipo de ensaladas, sofritos, paellas o para comerlos solos, con aceite de oliva, sal y ajito picado. ¡Buenísimos y sanísimos!

Aquí os dejo una propuesta de ensalada de pimientos, con caballa y anchoas, deliciosa y sanísima :)

Total votes: 295

Preparación

Pimientos asados al horno:
Para esta receta vamos a usar pimientos asados. Lo ideal es asarlos al fuego, sobre las ascuas de una lumbre o de una chimenea. Si no tenemos un fuego o un asador, podemos usar el horno.
Lo precalentamos a  200º, y ponemos los pimientos, ya lavados, sobre una bandeja cubierta con papel de aluminio. Bajamos la temperatura a 180º y los dejamos asarse unos 35 minutos, dándoles la vuelta a los 20 minutos para que no se quemen.
Cuando estén listos, los sacamos y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Una vez fríos les quitamos la piel, el tallo y las semillas, los cortamos en tiras y los ponemos en un cuenco con aceite de oliva, sal y los dos ajos cortados en trocitos. Los podemos dejar macerando toda la noche y comerlos al día siguiente. O incluso congelarlos en raciones individuales e ir sacándolos según los vayamos necesitando.
 

Los pimientos ya asados, pelados y condimentados, podemos comerlos tal cual o configurar distintas combinaciones de ensaladas (sólo de pimiento rojo o de pimiento amarillo, o combinar distintos colores). Nosotros vamos a hacer una ensalada en la que predomine el amarillo y rojo (que son más dulces) sobre el verde.

Ensalada de pimientos tricolor de caballa y anchoas:
Vamos colocando tiras de pimientos asados en la fuente donde se vaya a servir, por colores, alternando amarillos, rojos y verdes.
Añadimos las caballas, las anchoas cortadas en trocitos pequeños (tres o cuatro trozos por anchoa) y opcionalmente, añadimos también el ajo y los encurtidos de dos banderillas cortados en trocitos.
Aliñamos con un poquito de albahaca, pero no es necesario añadir más aceite de oliva porque tanto los pimientos como las caballas y las anchoas ya están macerados en aceite.
 

¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Suscríbete a nuestro boletín!