Ingredientes

  • 1-2 calabacines
  • 2 cucharadas soperas de cebolla frita

Ingredientes del aliño

  • 1 diente de ajo
  • La ralladura de media lima
  • El jugo de media lima
  • 1 pizca de orégano
  • Unas hojas de menta fresca
  • sal
  • pimienta
  • 2-3 cucharadas soperas de aceite de oliva

Autor de esta receta

Inma - Platos Plis Plas

Inma - Platos Plis Plas

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

Me gustan las ensaladas, no...no me gustan, me encantan! Y las verduras? Todas!Son una fuente de vitaminas y minerales y, si son completas y variadas, pueden ser hasta plato único. Además,... Leer más
up

Esta ensalada templada de calabacin, empieza a apetecer en esta época del año en la que entramos. No obstante, si en tu zona no hace frío, también puede tomarse - digamos - fresca o a temperatura ambiente. De  cualquiera de las maneras está realmente deliciosa y no es que lo diga yo!. Es perfecta como entrante, acompañante de carnes y pescados o, porque no, como cena ligera. De todos es conocidas las beneficiosas propiedades nutricionales del calabacin, pues entre otras, esta verdura es rica en: fibra, proteinas, hierro, yodo, potasio, vitaminas...
Asi que, no dejes de incluir este plato en tu recetario particular. ¡Que aproveche!

Preparación

1.- Lava y corta en rodajas de 1'5cm. el calabacin
2.- Pon en un recipiente apto para el microondas y cuece unos 3-4 minutos (tiene que estar "al dente")
3.- Mientras, pela y pica muy pequeñito el diente de ajo. Pica también las hojas de menta.
4.- Pon estos ingredientes en 1 bol y añade el resto de los ingredientes del aliño. Emulsiona y reserva.
5.- Una vez estén cocidos, coloca los calabacines en un plato o fuente, rocia con el aderezo y deja reposar durante un par de minutos.
6.- En el momento de servir, espolvorea con la cebolla frita. 

Recomendaciones del autor


- Con el utensilio de silicona que yo he utilizado, he necesitado sólo 4 minutos para tener las rodajas de calabacin el dente. Este tiempo puede variar ligeramente en función del utensiio que uses y de la potencia de tu microondas.
- Si prefieres, también puedes utilizar limón en lugar de lima.
- La cebolla frita, la echamos al final, al tiempo de comer para que no pierda su textura crujiente.