Ingredientes

  • 500 gr. de ensalada de rúcula
  • 150 gr. de bacon en finas rebanadas
  • 1 calabaza pequeña
  • 2 cebollas rojas
  • 100 gr. de mezcla de nueces de tu preferencia
  • 1 trozo de queso Parmesano
  • Aceite de oliva extra y vinagre balsámico
  • Pimienta / Sal
  • Una cuchara de azúcar

Autor de esta receta

Rossio

Rossio

Chef / restaurante

Leer más
up

Esta ensalada de rúcula es genial para servirse cuando tienes invitados, ya que se ve deliciosa y tiene "pinta de restaurante". Los sabores son muy puros y de estilo italiano. Usa buenos ingredientes para resaltar las bondades de esta ensalada.
Asegúrate de que la rúcula tenga un aspecto hermoso, verde y crujiente. Corta el bacon en rebanadas delgadas, de tal manera que se vuelva crujientes al freírlo.
Una buen complemento sería un poco de pan tostado.

Preparación

  • Lava la rúcula con cuidado en abundante agua y escúrrela.
  • Corta la cebolla en rodajas y ponla en una cacerola. Agrega bastante aceite de oliva y vinagre balsámico y agrega azúcar, pimienta y sal. Fríe las cebollas en el horno a 200°C y revuelve después de 10 minutosw.
    Asa las rodajas de calabacita en una sartén muy caliente. Cuando las rodajas se hayan enfriado agrega encima aceite de oliva.
  • Fríe las rebanadas delgadas de bacon en una sartén hasta que esté crujiente.
  • Cuando todos los ingredientes se hayan enfriado, mezcla todo con cuidado en un tazón. Guarda un poco de cebolla, bacon y calabacitas aparte.
  • Divide la ensalada en platos y adorna con el resto de la cebolla, bacon y calabacitas.
  • Ralla un poco de queso Parmesano encima de la ensalada y agrega un poco de nueces como toque final.

Recomendaciones del autor

Consejo: Usa el aceite de oliva y el vinagre balsámico, que quedó al freír las cebollas, como aderezo extra. Si quieres, puedes agregar más de la botella.