Ingredientes

  • 600g/1lb 5 onzas de cebollas pequeñas
  • 40g/11b/4onzas de aceitunas verdes, sin semillas y finamente picadas
  • 1 manojo de cilantro fresco, picado en trozos grandes
  • 2 cucharadas de hojas de menta, finamente picadas
  • 1 puño de pistachos
  • 1 1/2 cucharitas de comino
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro
  • 1 cucharadita de harissa
  • 5 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cuchara de vinagre de vino tinto
  • 1 diente de ajo finamente picado
  • unas cuantas gotas de agua de flor de naranja

Autor de esta receta

Thijs

Thijs

Comunidad Virtual

Leer más
up

Marruecos tiene una tradición alimenticia arábica/africana, en la que los vegetales tienen un lugar importante en el menú. Los tomates, el calabacín, los pimientos y las cebollas son las verduras más conocidas en el país. Están presentes en todos los mercados locales y muchos platos están basados en estas. El "Cuscús" es probablemente uno de los platos más famosos en Marruecos. Es delicioso comerlo en compañía de un grupo de amigos. Hay diferentes tipos de cuscús, dependiendo de los ingredientes. Su ingrediente básico es la semola y se puede preparar con carne, pollo y veduras (zanahoria, nabos, calabacines, col blanca, tomates, cebolla) o cebollas dulces, pasas y almendras. Otro de los platos famosos es el "Harira", una sopa preparada con trozos pequeños de carne, harina de trigo, garbanzos, lentejas, tomates, cebollas y arroz. Este es el plato principal durante el mes del Ramadán.

Preparación

Tuesta el comino y las semillas de cilantro en una sartén antiadherente a fuego alto por 30 segundos. Pasa el contenido a un mortero y machácalo bien. Haz el aliño con el vinagre de vino, el aceite de oliva, el comino, las semillas de cilantro, el harissa, el ajo y el agua de flor de naranja.

Tuesta los pistachos hasta que estén crujientes y deja que se enfríen. Coloca las zanahorias en agua hirviendo con sal unos 5 minutos, hasta que estén tiernas por fuera, pero un poco crujientes por dentro. Enjuaga con agua fría y escurre en un colador y deja que se sequen unos minutos. Vierte el aliño sobre las zanahorias y mezcla bien. Deja que se enfríe a temperatura ambiente.

Justo antes de servir agrega encima el cilantro fresco, la menta y los pistachos. Este es un excelente plato como complemento de pollo asado o estofado de cordero.