Ingredientes

  • 10 pimientos rojos largos y delgados
  • 1/2 taza de aceite de oliva extra virgen
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 3 cucharadas de perejil fresco y albahaca finamente cortada
  • 1 diente de ajo loncheado

Autor de esta receta

Dusanka

Dusanka

Cocinero principiante

Leer más
up

Tengo que admitirlo, me encantan las sobras – ¡lo que significa una noche sin cocinar! Sin embargo, comer lo mismo tres noches seguidas puede ser un poco aburrido, así que trato de re-inventar mis sobras. Es por eso que esta ensalada de pimientos asados es magnífica y muy versátil. Es una tradicional ensalada de Europa del Este. Este plato es muy bueno para acompañar otros platos principales, así como para tomar dentro de pan tostado para llevarla al trabajo como almuerzo. Es por eso que cuando lo hago, siempre preparo una cantidad enorme. Se mantiene muy bien, dura un máximo de una semana en la nevera.

 Esta ensalada es muy simple. Es un plato muy saludable que preparo constantemente. Lo he hecho más de 100 veces, y siempre ha sido un éxito. A menudo la hago para la comida del domingo y al día siguiente preparo sándwiches con ella. Si has tenido una semana muy complicada, no te molestes en quitarle la piel a los pimientos, aunque yo prefiero hacerlo. Creo que el secreto radica en lo especiales que sean los pimientos. Yo uso el Pimentón Belissa que se cultiva en el oeste de Australia. Esta variedad de pimiento tiene un sabor deliciosamente fresco, el cual se acentúa con el aderezo simple de la ensalada. ¡Este es un plato del que nunca me canso, incluso después de casi 20 años de prepararlo!  

Preparación

Asa los pimientos sobre una llama abierta dándoles vuelta frecuentemente hasta que la piel se ampolle.

Coloca los pimientos asados en una bolsa de plástico, ciérrala y déjalos reposar durante 10 minutos.

Quita las pieles a los pimientos.

Coloca los pimientos longitudinalmente en plato.

Bate el aceite de oliva, zumo de limón, hierbas y el ajo en un tazón pequeño y luego viertelo sobre los pimientos.

Sirve inmediatamente o déjalos marinarse a temperatura ambiente durante varias horas. Pon el resto de los pimientos en un recipiente hermético y consúmelos hasta en una semana.