Ingredientes

  • 600 gr. de zanahorias
  • 2 patatas
  • 3 dientes de ajo
  • 20 pistachos
  • Perejil o cebollino fresco
  • 1 zanahoria para la decoración
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Autor de esta receta

Chef Orielo

Chef Orielo

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

Me encanta usar verduras en mi cocina, que tiene un marcado carácter mediterráneo (aceite de oliva, pan, frutas, y hortalizas frescas). Las verduras son la base de mi dieta y mi cocina en... Leer más
up

 

Me encantan las cremas de verduras calentitas. Mi favorita es la crema de calabaza, siempre lo digo. Pero esta crema de zanahorias no se queda atrás. Además, vamos a acompañarla con un saltedado de zanahoria y pistacho para decorar.

Este plato es sanísimo y es una buena idea para que los más peques de casa coman verduras. Así trituradas no se ven y son muy nutritivas, porque las vitaminas que han perdido en la cocción, siguen en el caldo :)

También es una muy buena propuesta para tomar al día seguiente de una comida copiosa. Además las cremas nos asientan el cuerpo y con el frío nos vienen genial. ¡Espero que la disfrutéis!

Preparación

  1. Pelamos y cortamos en cubos medianos las zanahorias y las patatas y los ajos
  2. En una olla añadimos unas 8 cucharadas de aceite de oliva y sofreimos el ajo a fuego medio.
  3. Cuando el ajo empiece a dorarse añadimos las zanahorias y la patata y les damos unas vueltas un par de minutos para que cojan bien el sabor del ajo. Salpimentamos.
  4. Añadimos el agua hasta cubrir toda la verdura completamente.
  5. Dejamos cociéndose unos 20 minutos o hasta que la verdura esté tierna.
  6. Retiramos del fuego y trituramos toda la verdura hasta hacer una crema (si necesitase un poco  más de agua, añadimos), rectificando de sal y pimienta negra molida.
  7. Volvemos a llevar a ebullición unos segundos y retiramos del fuego.
  8. Cortamos la zanahoria en cubitos muy pequeños y machacamos los pistachos.
  9. Salteamos la zanahoria y los pistachos en una sartén con una cucharada de aceite de oliva.
  10. Decoramos el plato con la zanahoria y pistachos y un poco de perejil muy picado.

 

Recomendaciones del autor

Opcionalmente podemos añadir unos 80 ml. de nata justo después de triturar, para darle mayor cremosidad al plato, y suavizar el sabor. Es una buena manera de iniciar a los niños a comer cremas de verduras. En caso de que haya intolerantes a la lactosa o alérgicos a la proteina de la leche de vaca, podéis usar natas sin lactosa o natas vegetales (a base de bebida de arroz o soja) que ya están en el mercado.

Si no os gusta el sabor a ajo, podéis omitirlo. Aunque os aseguro que le da un puntazo genial.

También podéis usar caldo de verduras en lugar de agua, para cocer las zanahorias y las patatas, y enriquecer así el caldo.