Ingredientes

  • 1 taza de couscous (unos 160 gr)
  • 2 tazas de agua
  • Unas gotas de aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal
  • Pechuga de pollo braseada
  • 1 aguacate
  • Pimientos rojos, verde y amarillo
  • Anacardos
  • Piña natural
  • Maíz dulce
  • Una pizca de curry en polvo
  • Cilantro fresco

Ingredientes del aliño

  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 lima
  • 1 cucharada de vinagre
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida

Autor de esta receta

Silvia González

Silvia González

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

Son saludables, vistosas y por supuesto una delicia. Permiten que dejemos volar nuestra imaginación y potencian la creatividad. Son generosas, combinando ingredientes sencillos obtenemos... Leer más
up

Una deliciosa forma de recrear una comida tropical en nuestra mesa, sabores sutiles, refrescantes y una combinación de colores que seducirá a tus invitados. Ideal para noches de verano, para compartir en románticas cenas en el jardín o para divertidas comidas con amigos. No la dejes escapar, déjate seducir por su magia y verás como repites. 

Estoy segura que esta ensalada tiene todo lo que necesitas para exclamar: ¡Qué viva el buen tiempo! ;)

Preparación

1. Para cocinar el couscous, que es lo primero que debemos hacer, ponemos las 2 tazas de agua con unas gotas de aove y una pizca de sal en una cazuela y llevamos a ebullición. Cuando comienza a hervir, apagamos y vertemos cuidadosamente sobre un cuenco donde tendremos el couscous. Mezclamos bien y dejamos reposar durante unos 20 minutos.

2. Cuando el couscous está perfectamente hidratado y frío, lo mezclamos bien con una cuchara para que el grano quede suelto.

3. Salpimentamos la pechuga de pollo, la añadimos el curry y la pasamos por una sartén (que tendrá un poquito de aove, preferentemente en spray) hasta que quede completamente dorada por fuera y hecha en su parte interior. Una vez comprobamos que está lista, retiramos del fuego, dejamos reposar sobre la tabla de cortar y finalmente (pasados unos minutos) loncheamos.

4. Partimos los pimientos en aros muy finos (mejor si lo hacemos con mandolina), troceamos unas rodajas de piña natural (retirando la parte central) y pelamos y partimos en medias lunas el aguacate.

5. Mezclamos los ingredientes de la vinagreta en un bote con tapa, agitamos energicamente y reservamos hasta el momento de aliñarla en la nevera.

6. Montamos la ensalada a nuestro gusto, combinando todos los ingredientes en cuencos individuales, aliñamos, decoramos con unas hojas de cilantro y ¡A disfrutar!

7. Os recomiendo servirla fría.

Recomendaciones del autor

Resulta deliciosa como plato único, es completa y muy fácil de digerir. No resulta pesada por lo que os aconsejo que la tengáis en cuenta para servir en los tan de moda "tarros" o "jarras", poner el aliño aparte y llevar a la playa o piscina.