Ingredientes

  • 45 gramos (1.6 onzas) de albahaca
  • 70 gramos (2.5 onzas) de queso parmesano
  • 70 gramos (2.5 onzas) de piñones
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 5 mini pepinos
  • 20 tomates tipo pera
  • 20 bolas de mozzarella
  • Pimienta y sal
  • Extra: robot de cocina, 10 brochetas

Piensa en el Día de San Valentín, piensa en el día de la Madre, piensa en tu hijo llevando un regalo de cumpleaños al colegio o solo piensa en un entrante o snack delicioso… ¡corazón formado con una brocheta! Para crear estas brochetas únicas combinamos mini pepinos crujientes con preciosos corazones rojos hechos de tomates de pera y mozzarella cremosa.

Estas brochetas pueden utilizarse para cualquier ocasión ya que difundirán el amor alrededor…una y otra vez; un almuerzo, un tentempié, San Valentín o tu fiesta de cumpleaños… ¡esta brocheta te da una excusa para celebrar! ¡Sencilla de hacer, deliciosa y tan única! Lo realmente sorprendente es que los mini pepinos van mano a mano con los típicos ingredientes caprese, como si siempre hayan sido parte del caprese. Inmediatamente te darás cuenta que te encantan los mini pepinos… ¡deliciosos por sí mismos, pero incluso mejor combinados con pesto y caprese!

Total votes: 70

Preparación

  • Mezcla 30 gramos de albahaca, el queso parmesano, los piñones y aceite de oliva virgen extra (a tu gusto) en un pesto en un robot de cocina. Alíñalo con sal y pimienta.
  • Corta los extremos de los mini pepinos transversalmente. Luego corta ambas mitades diagonalmente por la mitad y vuelve 1 de los 2 trozos 180 grados hasta que tengas un corazón.
  • Corta los tomates por la mitad y también haz corazones con ellos.
  • Ensarta en la brocheta como sigue: 1 corazón de tomate, 1 hoja de albahaca (o la mitad de una hoja de albahaca si es una hoja grande), 1 bola de mozzarella, 1 hoja de albahaca, 1 corazón de pepino, 1 hoja de albahaca, 1 bola de mozzarella, 1 hoja de albahaca y 1 corazón de tomate.
  • Haz lo mismo con las otras brochetas. Sirve todas las brochetas en una bonita bandeja o fuente. Adereza con un poco de pesto casero y sírvelas con el resto del pesto. También puedes añadir extra de queso parmesano rallado como aderezo.

¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Suscríbete a nuestro boletín!