Ingredientes

  • 4 cucharadas de aceite de oliva (virgen extra)
  • 50 g de aceitunas pequeñas negras sin hueso (aprox. 25)
  • 1 cucharada de orégano seco
  • 4 dientes de ajo grandes
  • 300 g de patatas (pequeñas)
  • 3 cebollas de tamaño mediano (300 g)
  • 4 tomates para ensalada (350 g)
  • 2 pimientos (300 g)
  • 1 berenjena grande (300 g)
  • 1 calabacín grande (300 g)
  • sal
  • pimienta recién molida

La inspiración para este guiso de verduras me vino durante unas vacaciones en el Sur de Francia. Pedí una ratatouille en un restaurante, que ¡estaba deliciosa! Al final de la tarde, el chef se sintió satisfecho de compartir su secreto, que estaba utilizando ingredientes sencillos y que se cocían a fuego lento durante mucho tiempo...

Las posibilidades de lo que puedes hacer con las verduras son interminables; cocidas, sofritas, asadas, cocidas al vapor, encurtidas, o utilizarlas crudas. Pero ¿cuándo dedicas tiempo para hacer un auténtico guiso de verduras? Una ventaja de cocer a fuego lento durante mucho tiempo es que los sabores puestos en relieve son plenamente absorbidos y mezclados a la perfección.

La única cosa que realmente necesitas para este delicioso guiso de verduras es paciencia... Picar las verduras frescas conlleva un poco de trabajo, pero después de eso ¡es pan comido!

Cuécelas a fuego lento con la tapadera puesta. Las verduras en este guiso se cocinan en su propio líquido de cocción. ¡Disfruta las deliciosas esencias mientras cueces las verduras y tras cocerlas, el intenso sabor! Las aceitunas son un ingrediente importante en el guiso. No olvides añadirlas, ya que realzan el sabor salado en este plato.  

Hay patatas en el guiso de verduras, que podrías excluirlas. Es una buena idea servir el guiso con arroz. Puedes también hacer el guiso un día por adelantado. ¡Incluso mejora el sabor! Solo recaliéntalo despacio cuando se requiera.

 

Total votes: 77

Preparación

  • Lava todas las verduras. Corta las patatas en cuatro trozos. Corta las cebollas en aros gruesos.
  • Corta el resto de las verduras en trozos grandes (¡no en dados!).
  • El orden de las verduras es importante. Influye en la cocción, la mezcla de sabores y la eliminación de la humedad:
  • Echa 4 cucharadas de aceite de oliva en una sartén grande con una base gruesa.
  • Primero coloca las patatas en la sartén.
  • Luego la mitad de los tomates.
  • Después la mitad de las cebollas.  
  • Coloca los trozos de berenjena y calabacín por encima.
  • Machaca 2 dientes de ajo y échalos por encima.
  • Luego añade el resto de las cebollas.
  • Después todos los trozos de pimiento.  
  • Y la mitad de las aceitunas.
  • Machaca los 2 últimos dientes de ajo.
  • Añade el resto de los tomates.  
  • Finalmente, las últimas aceitunas.
  • Esparce el orégano por encima de las verduras, añade un poco de sal (no mucha porque las aceitunas están ya saladas)
  • Vierte la última cucharada de aceite de oliva sobre las verduras.
  • Coloca una tapadera ajustada en la sartén y pon el guiso a fuego mínimo.
  • Deja el estofado de verduras guisarse durante 2 a 3 horas, cociéndose lentamente.
  • Antes de servir el guiso de verduras, pruébalo para saber el punto de sal y solo añade más si realmente lo necesitas. Sazónalo con pimienta recién molida.

Recomendaciones del autor

La receta es para cuatro personas. Debido a que el guiso de verduras requiere bastante tiempo de cocción, me gusta hacerlo por partida doble. Doblo la receta excepto para las patatas. Luego solo hay que adaptarlo al tamaño más grande de la cazuela. Las visitas inesperadas pueden fácilmente unirse. Y lo que sobra, consumirlo al día siguiente para almorzar con pan mediterráneo.

¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Suscríbete a nuestro boletín!