Blog

Pequeños salad lovers

Como conseguir que a los niños les encanten las verduras– 3

Tal y como escribí en anteriores publicaciones, introduje una verdura nueva cada día, hasta que obtuve un caldo colorido y sabroso. Fue divertido ver los distintos tonos de color que la comida de Gaia tenía cada vez que añadía algo nuevo.

Esto es lo que he estado añadiendo:

Día 1: calabaza

Día 2: calabaza

Día 3: zanahoria

Día 4: zanahoria

Día 5: patata

Día 6: patata

Día 7: calabacín (si es de temporada, recuerda lavarlo con cuidado sin pelarlo)

Día 8: calabacín

Día 9: acelga o lechuga (1 hoja)

Día 10: acelga o lechuga (1 hoja)

Día 11: hinojo

Día 12: hinojo

Día 13: apio

Día 14: apio

Día 15: judías verdes

Día 16: judías verdes

Después de aproximadamente 2 semanas, cuando mi hija tenía entonces 6 meses y medio, introduje 2 cucharaditas de verduras picadas. Guardaba tanto el caldo como las verduras en el frigorífico en 2 tarros distintos durante no más de 24 horas (2 comidas), y congelaba lo demás para el resto de la semana.

Comencé a preparar comidas de esta forma 2 semanas después de la introducción de todas las verduras, pues lleva algún tiempo que el bebé acepte platos nuevos que no sean sólo leche. Así, en cuanto estuve segura que Gaia comería su comida, también comencé a preparar cantidades mayores, esto ayuda a que las madres cansadas ahorren mucho tiempo. Alguien dijo que se debe preparar caldo de verduras frescas todos los días pero admito que no fui una "purista" y preferí la comodidad.

En mi opinión la mejor forma de guardar las comidas es en tarros. Son más sencillos de utilizar y más higiénicos que el tupperware de plástico ya que el plástico puede soltar substancias tóxicas al calentarse. Puedes utilizar tarros de los de la mermelada o similares, siempre y cuando los laves muy bien. Puedes utilizar distintas formas y tamaños pues prepararás 250gr de caldo para cada ración y necesitarás todos los tarros que haya.

También puedes añadir más verduras picadas si ves que a tu bebé le gustan sus comidas y cada día puedes probar con cantidades mayores.

Mi hija Gaia probó gran cantidad de verduras distintas en su primer año, probó espinaca, brócoli, col, coliflor, alcachofas, berenjenas y espárragos. Bien, para serte sincera, durante su primer año, Gaia estuvo comiendo exactamente lo mismo que nosotros…

Como conseguir que a los niños les encanten las verduras– 3

Vivencias de

Letizia

Letizia

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

Leer más