Blog

¿Cansado, anemia? Descubre las propiedades de la remolacha

 

La remolacha es una raíz carnosa de intenso color rojo o morado (dependiendo de la variedad) de sabor dulce, que se viene cultivando en el norte de África desde tiempos prehistóricos. Después su cultivo se popularizó en el imperio romano, que la extendió por toda Europa. Su pigmento natural (E162 o rojo remolacha) se usa en la industria en muy diversos productos (helados, postres lácteos, confitería, etc.). De la remolacha se obtiene la sacarosa, que es lo que conocemos como azúcar común.

Pero aparte de estas curiosidades, la importancia de la remolacha radica en que es un alimento con numerosas propiedades medicinales, debido a su alto contenido en hierro (muy útil en estados de debilidad o anemia), vitaminas, potasio y carótenos (antioxidantes que bloquean el efecto de los radicales libres y la formación de células tumorales). 

Es muy rica en fibra y laxante, lo cual contribuye a un mejor tránsito intestinal. Y al ser un alimento con un aporte calórico tan bajo es muy recomendable en dietas para bajar de adelgazamiento.

La remolacha es saludable para el corazón. Se ha demostrado que reduce el colesterol malo (LDL) y los triglicéridos, aumentando a su vez el colesterol bueno (HDL)

La remolacha es muy recomendable en la dieta de las mujeres embarazadas. Es muy rica en folatos, una vitamina que asegura el correcto desarrollo del tubo neuronal del feto en su gestación, y su deficiencia podría provocar en el bebé enfermedades como la espina bífida.

El pigmento que da a la remolacha ese intenso color rojo, la betacianina, es un poderoso anticancerígeno. Varios estudios han demostrado la eficacia de la remolacha contra el cancer de colon y de estómago. Estos tipos de cáncer está muy relacionado con el consumo de nitratos (aditivos químicos que podemos encontrar por ejemplo en carnes procesadas) El zumo de remolacha es un potente inhibidor de las mutaciones de las células causadas por estos nitratos.

La mejor manera de tomar la remolacha (ya que mantiene sus propiedades intactas) es cruda, rallada con un poco de aceite y sal o ensaladas. Aunque resulta más digerible cocida, también es cierto que perdemos muchísimas propiedades en la cocción. Otra manera de cocinarla es asada al horno, lo cual no afecta tanto a sus propiedades como cuando la hervimos. Es muy común encontrar la remolacha en conserva para añadir a nuestras ensaladas. Podemos hacer nuestras propias conservas de remolacha en vinagre, una vez cocida, y cerrando el tarro contenedor herméticamente al baño María.

¿A qué esperas para incorporar la remolacha en tu dieta? Sea como sea, te va a proporcionar muchísimas ventajas, tanto en tu cocina como en tu salud.

¿Cansado, anemia? Descubre las propiedades de la remolacha

Vivencias de

Chef Orielo

Chef Orielo

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

Me encanta usar verduras en mi cocina, que tiene un marcado carácter mediterráneo (aceite de oliva, pan, frutas, y hortalizas frescas). Las verduras son la base de mi dieta y mi cocina en... Leer más