Blog

Salud & Bienestar

¡Llévate una ración de sandía a la playa!

 

¿Hay algo más apetecible y refrescante cuando estás en la playa o en la piscina, que una buena sandía bien fresquita? A mi me encanta llevármela cortadita en un recipiente hermético, y picar trocitos mientras tomo el sol :) Y es que aparte de tener muy bajo aporte calórico, es muy rica en agua y nos viene genial para hidratarnos en el verano. Y es que aún recuerdo de chiquitín, cuando iba a la playa con mis tíos y mis abuelos, que veía a muchas familias llevarse sandías enteras a la playa, y enterrarlas en la arena, para que se mantuvieran fresquitas para luego después de comer. 

 

La sandía Originaria de África. Generalmente pensamos en ella como una fruta redonda, muy grande, negra por fuera y roja por dentro. Pero hay muchísimas variedades de sandía en el mercado (verde, rallada, negra, con pepitas, sin pepitas.... roja por dentro, o amarilla... incluso naranja!!) Sea como sea, están riquísimas. Sinceramente, yo me puedo comer un cuarto de sandía yo solito y quedarme tan bien :) Me encanta, I'm loving it!

 

Propiedadades de la sandía

Nutricionalmente, por cada 100 gramos contiene sólo 30 calorías, por lo que es ideal en dietas de adelgazamiento, 7 gr. de hidratos de carbono, está libre de grasa y colesterol y contiene vitaminas como la A, C, E, D, niacina , tiamina , B6 , B12, ácido pantoténico. 

 

Pero el componente fundamental es el licopeno, un colorante natural que tiñe la fruta de color rojo intenso. Estos carotenos (que son vitaminas de tipo A), tienen un alto poder antioxidante, que combaten el envejecimiento celular y distintos tipos de cancer.

 

La sandía es muy buena para el corazón, para los ojos (por el beta carateno que se convierte en vitamina A), es un antiinflamatorio natural, lo cual ayuda a prevenir enfermedades como el asma o la artritis. Es muy buena para la hipertensión y por su alto contenido en agua, también nos viene muy bien para depurar las vías urinarias. Y por último, aa sandía es también afrodisiaca, ya que es rica en un aminoácido llamado citrulina, que relaja y dilata los vasos sanguíneos y ayuda a la disfunción eréctil. 

 

La sandía en la cocina

Pero además de tomarla de postre o como merienda, podemos usar la sandía en la cocina, como por ejemplo en este gazpacho de sandía super rico y refrescante que tenéis que probar. O unos polos de sanía que haremos en unos días :)

¡Llévate una ración de sandía a la playa!

Vivencias de

Chef Orielo

Chef Orielo

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

Me encanta usar verduras en mi cocina, que tiene un marcado carácter mediterráneo (aceite de oliva, pan, frutas, y hortalizas frescas). Las verduras son la base de mi dieta y mi cocina en... Leer más