Ingredientes

  • 850 gramos de tomates de racimo maduros y firmes (de preferencia tomates Brioso)
  • Aceite de oliva
  • 1 cebolla o cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • Azúcar
  • 1 cubo de caldo
  • Pimienta
  • Albahaca

Autor de esta receta

Noud Steegh

Noud Steegh

Agricultor / Productor

Leer más
up

No hay sopa más deliciosa que la que está hecha con ingredientes frescos. Para esta sabrosa sopa necesitas tomates de racimo maduros y firmes.

Preparación

Quítale la piel a los tomates, córtalos en trozos y quítales las semillas. Fríe la cebolleta picada y pica finamente el ajo y agrégalo al aceite. Agrega 1 cuchara de azúcar y fríe por 1 minuto a fuego alto. Agrega medio litro de agua con el cubo de caldo y ponla a hervir. Agrega los tomates y deja que se cocinen por 10 minutos. Muele la sopa con una batidora de mano para tener una sopa suave. Sazona con pimienta. Divide la sopa en 4 tazones y espolvorea la albahaca encima. ¡Si lo deseas, puedes agregar pan Francés con mantequilla de ajo! ¡Disfrútala!

Recomendaciones del autor

Variación: El jengibre es una buena alternativa para sazonar si estás buscando un sabor un poco dulce, o usa salsa tabasco para una sopa picante. Si lo prefieres, puedes agregar una lata de puré de tomate o unas albóndigas.

Consejos: El pelado de los tomates se hará más fácil después de ponerlos en agua hirviendo. Las semillas también se pueden quitar después de licuar la sopa pasándola por un colador. Usa más tomates para una sopa más espesa. Los tomates frescos y maduros tienen un hermoso color rojo brillante y la corona se ve verde y fresca. ¡Usa tomates frescos!