Ingredientes

  • para el adobo:
  • 1 guindilla
  • 2 dientes de ajo
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de miel
  • 1 cucharada de orégano seco
  • 1 cucharadita de semillas de hinojo
  • 1 cucharada de vinagre de vino blanco
  • 2 berenjenas
  • 1 cebolla roja
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 pepino
  • 1 lata de garbanzos (400 gramos)
  • 15 g de menta fresca
  • 8 panes de pita
  • sal y pimienta

¡Tiempo para pan de pita! Y no un pan de pita cualquiera: el pan de pita en esta receta está lleno de rodajas de berenjena marinadas, deliciosamente tiernas y una ensalada de pepino y garbanzos crujientes. ¡Bastante distinto al pan de pita con falafel!

¿Sabías que las berenjenas son realmente fáciles de marinar? Debido a su textura abierta, estos frutos morados marinan muy bien. Eso significa que puedes añadirles toda clase de sabores. Esta receta utiliza un adobo de aceite, sirope de agave, guindilla y hierbas tales como orégano y semillas de hinojo con sabor a anís. El resultado: un adobo versátil que realmente hace maravillas con la berenjena.

Realiza una ensalada crujiente de garbanzos y pepino para llevarlo a cabo. La menta añade un sabor refrescante que es ideal para los días calurosos de verano. Pero puedes también servir esta ensalada de berenjena marinada con pepino y garbanzos en los días de invierno frío o los días lluviosos en otoño. ¿El beneficio añadido? Esta receta es completamente vegana, ¡por lo que todo el mundo puede disfrutarla!

Total votes: 10

Preparación

  • Quita las semillas de la guindilla y pícala muy fina. Pica muy finos o machaca los dientes de ajo.
  • Ahora haz el adobo. Mezcla el aceite de oliva, el sirope de agave, el orégano, las semillas de hinojo y el vinagre de vino blanco en una cacerola grande. Añade el ajo y la guindilla y bastante sal y pimienta.
  • Corta en rodajas las berenjenas muy finas y luego corta por la mitad las rodajas. Mezcla las rodajas de berenjena con el adobo en la cacerola. Apártalas (puedes hacer esto una hora antes, pero en ese caso pon la cacerola en el frigorífico).
  • Corta por la mitad los aros de la cebolla roja muy finos. En un cuenco, mézclalos con el vinagre de vino blanco y el azúcar, después apártalos.
  • Corta en cuatro trozos el pepino y luego pícalo. Escurre los garbanzos. Quita a las hojas de menta sus tallos y pícalas al grosso modo. Mezcla el pepino, los garbanzos y la menta juntos en un cuenco.
  • Calienta los panes de pita según las instrucciones del envase. Envuélvelos en un paño de cocina para que se mantengan calientes y tiernos.
  • Vierte el adobo de la cacerola dentro de la mezcla de pepino y garbanzos. Revuelve la ensalada. Sazónala al gusto con sal y pimienta.
  • Calienta una sartén o parrilla a fuego fuerte y fríe las rodajas de berenjena por ambos lados hasta que estén doradas y bien hechas.
  • Rellena los panes de pita con las rodajas de berenjena asadas y la ensalada de garbanzos. Sírvelos inmediatamente.

¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Suscríbete a nuestro boletín!