Ingredientes

  • 1 calabacín
  • 1/2 zanahoria
  • 6 tomates cherrys
  • 20 gr. de albahaca
  • 20 gr. de nueces
  • 20 gr. de aceite de oliva
  • 1/2 aguacate
  • 1 diente de ajo
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Autor de esta receta

Chef Orielo

Chef Orielo

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

Me encanta usar verduras en mi cocina, que tiene un marcado carácter mediterráneo (aceite de oliva, pan, frutas, y hortalizas frescas). Las verduras son la base de mi dieta y mi cocina en... Leer más
up

Me encanta mi nuevo rallador spirelli. Es un rallador con forma de sacapuntas y con él puedo hacer cosas súper chulas con verduras, como rallar zanahoria en espiral para ensaladas, o bien para rallar calabacín, chirivía, nabos, etc.

En esta ocasión vamos a hacer unos espaguetis de verduras con una salsa de pesto vegana (sin queso) para aquellos que tengáis intolerancia a la lactosa, alergia a la proteína de la leche de vaca o simplemente no toméis lácteos.

Están buenísimos y son una opción súper sana porque es como si tomáramos pasta, pero sin tantas calorías. Y con el pesto casero que vamos a hacer ya es lo máximo!! Ya me contaréis ;)

Preparación

1. Preparamos nuestro pesto vegano triturando en la picadora la alhabaca, el ajo sin el gérmen, las nueces, el medio aguacate, el aceite de oliva y la sal hasta tener un pesto cremoso. Si necesitamos añadir más aceite de oliva vamos añadiendo poco a poco.

2. Con rallador spirelli o bien con un rallador normal, cortamos el calabacín y la zanahoria en forma de espaguetis.

3. En una sartén con una cucharada de aceite de oliva salteamos un par de minutos los espaguetis de verduras (sin añadirles sal para que no suelten agua y se recuezan)

4. Añadimos un par de cucharadas de pesto y salteamos los espaguetis junto a la salsa y los tomates cherrys cortados por la mitad, durante unos 20 segundos.

5. Añadimos sal y pimienta negra y servimos.

 

Recomendaciones del autor

Podemos cocinar los espeguetis de calabacín bien salteados, o bien escaldados durante un minuto en agua hirviendo. Pero también se pueden comer crudos, como más os guste.