Ingredientes

  • 1/2 lechuga iceberg
  • 1 zanahoria
  • 3 huevos
  • 6 palitos de surimi
  • 30 gr. de pechuga o jamón de pavo

Ingredientes del aliño

  • 1,5 cdas. de vinagre de vino
  • 1 cda. de aceite de oliva
  • Sal

Autor de esta receta

Chef Orielo

Chef Orielo

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

Me encanta usar verduras en mi cocina, que tiene un marcado carácter mediterráneo (aceite de oliva, pan, frutas, y hortalizas frescas). Las verduras son la base de mi dieta y mi cocina en... Leer más
up

 

Hay mucha controversia sobre el sobreexceso de proteinas que tan de moda está entre los deportistas, especialmente aquellos que quieren ganar masa moscular. Y es que no es la proteina quién va a hacer que nos pongamos "petaísimos" en el gimnasio, si no el ejercicio físico, levantamiento de pesas, etc

Ahora bien, sí es cierto que las proteinas son son necesarias para construir y reparar al músculo y otras funciones orgánicas como producir las hormonas y glóbulos rojos, entre otras. Lo cual es muy útil cuando estamos entrenando y hacemos trabajar en exceso a nuestros músculos.

Además, un exceso de proteinas es utilizado por nuestro metabolismo para obtener energía cuando no consumimos suficientes hidratos de carbono son escasos.

Así que no debemos descuidar los hidratos de carbono en nuestra dieta, ni mucho menos las verduras, que tantas vitaminas, minerales y agua nos aportan, con muy bajo aporte calórico.

Por eso, yo os recomiendo esta ensalada rica en proteinas, que yo suelo acompañar de pescado. Generlmente me gusta comer merluza con esta ensalada jeje, no sé, manías... Y me encanta tomar esta ensalada cuando vengo de nadar en la piscina del gimnasio unas cuantas veces por semana. Nadar me deja nuevo, tanto física como emocionalmente :)

Está formada por lechuga iceberg y zanahoria. Y la parte proteica la aporta el surimi (bocas de mar o palitos de cangrejo), la pechuga o jamón de pavo y los huevos cocidos, proteina por excelencia de alto valor biológico.

Preparación

1. Ponemos los huevos a cocer durante 15 minutos.

2. Lavamos la lechuga y la zanahoria y las rallamos con un rallador o a cuchillo.

3. Cortamos los huevos una vez fríos en cubitos.

4. Cortamos el pavo también en cubitos y el surimi en rodajitas.

5. Mezclamos todo en la ensaladera y le añadimos aceite de oliva, vinagre y sal.

Recomendaciones del autor

Si queréis prescindir de la grasa en esta ensalada, añadid sólo la clara del huevo cocida y no uséis la yema. Además, en vez de aceite de oliva podéis usar zumo de limón.