Ingredientes

  • 2 kilos de gambas peladas cocidas, y troceadas
  • 1 taza y ½ de apio picado en trozos pequeños
  • Sal & pimienta al gusto

Ingredientes del aliño

  • 1 taza de mayonesa de huevo
  • 2 cucharadas de salsa de tomate

Autor de esta receta

Schreurs and Sons

Schreurs and Sons

Agricultor / Productor

Leer más
up

Hola, soy Therese y esta es una de mis ensaladas de apio favoritas. Es una ensalada fantástica y refrescante que va bien para el almuerzo y puede servirse con pan crujiente, como plato adicional o único. Perfecta para un precioso día de sol.

Preparación

Mezcla todos los ingredientes en una ensaladera y refrigéralos.

Recomendaciones del autor

Un método de servir alternativo, coloca la ensalada en hojas pequeñas de lechuga romana o enróllala en salmón ahumado.

Compartida por Therese Schruers, Celery grower, Melbourne Australia Sirve 4 como plato principal.  

Sacando el máximo partido al apio

El apio tiene un sabor especial por sí mismo y es una fuente natural de sodio, vitamina C y hierro. Por tanto, es importante sacar el máximo partido al apio. Debería no desperdiciarse.

Selección: Busca tallos de color verde pálido con hojas crujientes y frescas.

Almacenaje: Envuelve el apio en film de plastico o guárdalo en una bolsa de plástico. Alternativamente, lávalo y córtalo en tallos y colócalo en un envase de plástico cerrado herméticamente para facilitar su almacenaje. Mantenlo refrigerado.

Utilización: Lava bien con agua fría y escúrrelo. No hay desperdicio ya que se pueden utilizar todas las partes del manojo. Las hojas son especialmente buenas para dar gusto a las sopas, caldos e incluso como aderezo en platos calientes o ensaladas. La parte tierna que se encuentra dentro de los tallos se come mejor cruda, mientras que los tallos externos más oscuros están deliciosos cocinados.