Blog

Salud & Bienestar

Sugerencias prácticas y saludables para preparar tus comidas de antemano

¿Eres una persona previsora? Preparar la comida de antemano, especialmente si tienes una agenda ocupada, tiene muchas ventajas incluidas tener preparada la saludable comida casera para llevar al trabajo o en casa cuando cocinar en el último minuto con frecuencia se convierte en comer fuera o recurrir a las menos saludables comidas para llevar. Aunque la comida preparada con antelación podría sonar a mucho trabajo, puede ser un plan bastante bueno:

- Normalmente es más barato que comer sobre la marcha o comprar comida en la cantina
- Suele ser más saludable puesto que haces elecciones conscientes y variadas
- Y estarás menos tentada a comer 'bad things'

Empieza con un plan
Toma el fin de semana u otro día que te resulte idóneo en tu agenda semanal, ¿cómo se presenta tu semana en términos de comida? Días laborables, vacaciones, cursos, deportes, comidas, ¿trabajas un día en casa? Todo esto afecta a cómo se presenta tu desayuno, almuerzo o cena. Piensa en qué días quieres tener control sobre lo que comes y realiza un menú (que puedes poner junto con la ayuda de los consejos que podrás ver más abajo). Luego puedes crear una lista de la compra. Personalmente, hago esto el domingo ya que tengo tiempo durante el día para hacer los preparativos, los recados y la tarde para relajarme y disfrutar de la preparación.

Desayuno
Si eres como yo y tienes tu mañana corta de tiempo de forma crónica, ¿podrías incluso perder tu desayuno? No es una gran idea ya que tendrás un estómago rugiendo a las 10am y cogerás algo que normalmente lamentes. Por tanto, los domingos hago una gran remesa de batidos con distintas verduras y frutas preparados para consumir, 1.5 litro, por ejemplo, que vierto en una botella de cristal con cierre que puede durar de 3 a 4 días de modo que puedo disfrutar de un batido por la mañana. También hago una remesa de saludables barritas de cereales que me acompañarán durante la semana Y, esto realmente me ayuda a lograr un buen comienzo.

Almuerzo
Para almorzar tengo tres consejos: Haz tu propia ensalada, pastas caseras y sopas sustanciosas. Me encantan las ensaladas para almorzar y aquí puedes variarlas continuamente, puedes utilizar ingredientes ya preparados para cenar, cocinando un poco más, piensa en arroz, pasta o cuscús. De modo que tienes la base para una ensalada. Además, podrías tener algunas verduras sobrantes, bien crudas o cocinadas, tales como calabacín, berenjena y pimientos, que puedes mezclar en una ensalada con algo de aliño. Por ejemplo, el brócoli cocido al vapor va bien en una ensalada. Puedes añadir huevos cocidos, queso o nueces, de modo que más tarde en el día no tendrás hambre.

Siempre puedes tomar algo de sopa casera. Asegúrate que tienes una buena botella de termo para que no se derrame, o que tienes un microondas a tu disposición para que puedas recalentar la sopa. Deliciosa con un sabroso sándwich de humus. Y esto me lleva al siguiente punto: Tienes muchas cubiertas para tu pan que por sí mismo es insípido y normalmente será más sabroso y saludable con humus, aguacate, paté de frijol negro, e incluso mejor cuando se combina con una rodaja de tomate o pepino. Todo esto puede fácilmente conservarse una semana en el frigorífico.

Cena 
¿Tienes una noche de deportes o necesitas ir rápidamente a la próxima cita? En lugar de echar mano de algo de comida rápida con patatas fritas o comer un kebab, puedes pre-cocinar una cena saludable que consumes por ejemplo en el trabajo o parar en un parque por el camino. De nuevo la sopa es aquí una buena opción. Un plato de pasta o arroz es fácil de calentar o una quiché o incluso fría es aún deliciosa. Otra comida sencilla es la tortilla liada al horno con verduras sofritas, un poco de sambal (guindilla) para sabor extra o mezcla un poco de curry en polvo y tendrás un plato sabroso.

Hay muchos más ejemplos de comida preparada, como cortar fruta con algo de yogur, avena remojada toda la noche, incrementando así tu creatividad. ¿Estás preparada para comenzar a cocinar con antelación ahora que has leído este blog? Me encantaría oír tus ideas y sugerencias.

¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Suscríbete a nuestro boletín!