Blog

cultivando verduras

Cultivo de Tomates ecológicos. Mi gran pasión

Hoy os quiero hablar de una de mis grandes pasiones: El cultivo de tomates ecológicos.  Nunca pensé que se llegara a disfrutar tanto viendo cómo crece una tomatera desde la semilla. Quien dice una, dice unas cuantas ;) Muchos ya conocéis mi historia pero se la quiero recordar a muchos nuevos amigos. 

Todo empezó no hace demasiado tiempo, cuando pude recuperar el sabor que tenía el tomate que comía de pequeña en el campo de mis abuelos. Tomate con sabor a tomate y a felicidad. Un sabor que permanece como uno de esos recuerdos que guardas como un tesoro en nuestra memoria más secreta y que nunca dejamos escapar. Como os digo, fue ya hace unos años cuando la vida me sorprendió y tuve el privilegio de recuperar ese tomate con sabor a campo y a verdad. En un pequeño rincón salado del Sur de España me engatusaron unos frutos maravillosos y os aseguro que no soy fácil de cautivar ;)

Se trataba de "tomates bien criaos", tomates que viajan mal. Esos que por su naturaleza no se pueden comprar con facilidad. Durante muchos años he vivido en una gran ciudad y no entendía porqué no podía encontrar un tomate que supiera como los de antes.  Hoy ya han pasado algunos años y puedo decir orgullosa que soy agricultora ecológica. Lo digo bien fuerte y a boca llena porque creo que es algo que la vida me ha regalado. La oportunidad de descubrir la magia de cultivar tu verdura y de conseguir sabores únicos. Lo mejor de todo es que todos vosotros podéis hacer lo mismo. Cultivar según el espacio que dispongáis. Con una ventana es suficiente, lo importante es descubrir el poder de entender la importancia del proceso de aquello que nos alimentará.

 

 

Cultivo de Tomates ecológicos. Mi gran pasión

El cultivo ecológico es muy complicado en estos días en que queremos correr tanto. Se requiere paciencia y tesón. En el campo y en los cultivos no podemos correr más de la cuenta. Debemos respetar los tiempos que nos marca la naturaleza. Para que os hagáis una idea los tomates que cultivamos tardan unos seis meses en crecer. Pero no os asustéis. Nosotros los sembramos desde la semilla y esa es la parte más complicada. La germinación del tomate hasta que crece lo suficiente para poder plantarlo en vuestro huerto o jardín puede oscilar entre los 2-3 meses. Afortunadamente ahora podéis encontrar todo tipo viveros y tiendas especializadas donde podéis encontrar plantones de tomates ecológicos listos para sembrar.

Se trata de un cultivo de verano como sabéis. Requiere calor, agua y comida (tierra) poco más. Por eso os aconsejo que si no tenéis huerto o jardín, os hagáis con un buen macetón con buena tierra abonada y allá que lo vamos a trasplantar.

No requiere mucho cuidado, pero si mimo constante. A las plantas hay que mirarlas a diario y aprender a ver qué necesitan. Un golpe de calor puede acabar con todo el trabajo y dejar nuestra ensalada sin un tomate ecológico sabroso que aliñar. Así que debemos comprobar que no le falta nunca agua y veréis cómo crece la  tomatera.

Los cuidados más necesarios son los de podar y entutorar. De esta forma conseguiremos dos cosas. Guiar a la planta para que crezca fuerte y esbelta y al atarla al tutor, evitaremos que el peso no la consiga tronchar. Al podar el tomate desprende una sustancia verde que os manchará los dedos pero no os va a importar. Os llegará ese olor a tomate que últimamente es muy difícil encontrar.

En menos que os deis cuenta comenzará a florecer. La flor es amarilla y absolutamente maravillosa. La señal de que los tomates pronto comenzarán a formarse. Poco a poco, con delicadeza y rápidamente crecerán y crecerán. Y así llegamos a su tiempo de maduración, que es fundamental. Es el tiempo en el que los tomates van cogiendo sabor. Gracias al calor del sol y a su pigmentación, empezarán a tornarse en su color. No necesariamente deben ser rojos. Hay tomates amarillos, negros, verdes, azules... y hasta blancos, tomates de mil formas y colores. Pero os garantizo que ese tomate que cultivas en casa o en tu huerto, es el más bonito, el más sabroso y el que mejor te va a alimentar.

No todo es bonito en el cultivo del tomate ecológico. Es una planta muy vulnerable a las plagas y enfermedades, aunque hay muchos remedios ecológicos para tratarla. Bacterias y animales beneficiosos que luchan con los malos, y aunque no siempre lo hacen, si los pueden llegar a ganar. Cuando muere una planta hay que reponerla con otra y de esta forma iremos comiendo y cultivando lo que toca en cada momento.

La temporada de verano es muy generosa y la mejor época para cultivar. Es muy agradecida y con nada que hagáis veréis que las tomateras os garantizaran ensaladas deliciosas que vais a disfrutar una barbaridad. Avanti con el cultivo de tomate ecológico en casa, y contadme vuestras experiencias. Seguro que os va a apasionar :)

Cultivo de tomates ecológicos. Mi gran pasión.

Vivencias de

Lourdes - Tía Lou de Cosas que nos hacen disfrutar

Lourdes - Tía Lou de Cosas que nos hacen disfrutar

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

¿Las ensaladas? Me vuelven loca, frias y templadas, sencillas y sofisticadas.  

... Leer más