Blog

Salud & Bienestar

Abre el frigo y crea tu ensalada

¿Eres de los que cuando piensa en cocinar se va directo al libro de recetas o del que abre el frigo y crea con lo que encuentre en  los estantes?

Pues de esto dependerá la cantidad de comida que acabe en la basura.

 

Una ensalada es mucho más que lechuga con tomate y cebolla, una ensalada puede ser cualquier verdura o fruta a la que decidas darle una forma o tratamiento en función del día y los acompañantes.

Por ejemplo, ¿si tienes un calabacín harías una ensalada? ¿Y si tienes un brócoli? Pues bien, todo es susceptible de salading, veamos algunas opciones:

  - Con un calabacín siempre podemos hacer espaguetis o linguini bien con la maquina espirali o bien con un pelador o rallador, cortando longitudinalmente y pelando o rallando. Una vez tengamos esto podemos aliñarlo tal cual con cualquier otro ingrediente que tengamos como frutos secos, tomate seco, tomate fresco rallado a modo de salsa, etc.  Si las laminas nos salen demasiado gruesas o rígidas podemos ponerlos en sal unos minutos y veremos como “suda” su agua y se reblandece. 

  - Si tenemos un brócoli que se va a poner malo lo podemos cocer (preferiblemente al vapor para preservar sus nutrientes) y dejar enfriar unos minutos, luego se puede añadir a cualquier base de vegetales, legumbres, unas lentejas cocidas con unos pimientos rojos en crudo (para tener vitamina c + hierro) o unos frutos secos.

 

Ensalada tibia de espaguetis de calabacín y brócoli

 

  - Ahora supongamos que tenemos varios pimientos sea cual sea su color o tamaño y no tenemos el tiempo o las ganas de cocinarlos o asarlos. Pues los podemos cortar muy finos y dejar macerar en salsa de soja mientras vamos preparando un acompañamiento de pescado, otros ingredientes de ensalada o huevo duro para picárselo en conjunto. Luego cuando estén blando no hay más que escurrir y añadir un poco de aceite al gusto (ojo con añadir más sal porque la salsa de soja ya es bastante salada).

  - Sandía o melón que se va a poner malo y una vez abierto no habrá tiempo para comerlo. Abrir por uno de los extremos, a una distancia intermedia entre el culo y la mitad de la sandía, vaciar con una cuchara con cuidado de no romper la cáscara y triturar. Calentar la pulpa triturada con agar agar hasta que espese y añadir fruta troceada, rellenar y meter en la nevera hasta que se solidifique. Esta es una buena excusa para agregarle a la mezcla un poco de cava, invitar unos amigos y hacer una fiesta!

 

Gelatina de sandía  

Con imaginación hay poco que no puedas hacer en una ensalada, solo tienes que olvidarte de las que conoces y pensar que podrías hacer con lo que el frigo te ofrece. Luego siempre tenemos en casa cosas que tal vez no asociamos directamente a ensaladas pero que se le pueden añadir y dan toque de originalidad como son los frutos secos, las pasas, cualquier legumbre, pasta corta o cereal que siempre podremos mezclar con cualquier verdura y un buen aliño. Los aliños también serán la clave para el sabor final, por ejemplo la mostaza, zumo de naranja o yogur podrán salvarnos más de una ensalada.

Experimenta y comparte tus trucos y nuevos sabores inesperados con nosotros.

 

Espárragos y zanahoria

Vivencias de

Ana Molina Jiménez

Ana Molina Jiménez

Profesional de la salud / educador

¿Que por qué me gustan las ensaladas? No me imagino mi rutina diaria sin ellas. No me canso nunca, las ensaladas ofrecen tal abanico de posibilidades diferentes que resulta facil comerlas a... Leer más