Blog

cultura y viajes

Abraza los sabores de la ensalada de Vietnam

Tropecé con algunas de las mejores comidas que alguna vez he probado durante mi estancia en Vietnam, donde pasé 3 meses enseñando inglés, cenando nada excepto la comida que venden en la calle y saboreando todo lo que el país tuviera que ofrecer. Vietnam es un lugar que se toma las combinaciones de sabores muy en serio, y encontrarás un casi perfecto equilibrio de elementos 'dulces y salados', y ácidos y picantes' en cada plato.

Los sabores que destacaron para mi fueron los ingredientes extraños y exóticos que algunos podrían esperar que viniesen de Vietnam, pero se trata de ingredientes comunes que pueden ahora conseguirse con facilidad en el supermercado. Adiciones como lima, hierbas frescas, salsa de pescado, guindillas, jengibre y ajo; seleccionados no sólo por su sabor, sino también por los aromas únicos y sentido del equilibrio que aportan a la comida. Los aromas frescos podían encontrarse en abundancia alrededor de cada esquina, desde la esencia de la salsa de pescado llegando a la ventana de mi dormitorio cada mañana a los cuencos de limas frescas, guindillas y hierbas en las mesas de comida que tienen en la calle.

Cuando regresé a casa tenía antojo de estos sabores frescos en casi cada comida que consumía, de modo que encontré una solución sencilla. Comencé añadiendo algunos elementos clásicos vietnamitas a mis ensaladas.  

Inspirada por la ensalada que solía comer para almorzar todos los días, esta ensalada sencilla pero sabrosa ha llegado a ser un alimento de primera necesidad en mi menú. Servida como un acompañamiento a mi sofrito de cerdo favorito, incluía una mezcla de col picada, pepino, verduras con muchas hojas y algunas “hierbas de jardín” tales como menta, cilantro y perilla vietnamita (si alguna vez tienes una oportunidad de probar esta hierba te llevarás una agradable sorpresa).

Vietnamese salad flavours

En cuanto al aliño, fue un método de bricolaje ya que todos los elementos para el aliño perfecto podían encontrarse en la mesa. Mi combinación final fue un chorrito de salsa de pescado, algo de vinagre y un chorrito de lima. Como aprendí de los hombres que se sentaban a mi lado, si quieres picante con tu ensalada, “¡sólo consume las guindillas enteras”! A continuación un enlace a mi sencilla "Garden salad with a Vietnamese twist."

Para empezar a experimentar con los sabores vietnamitas, aquí hay algunas ideas:

Utiliza hierbas frescas: Añade hierbas frescas tales como albahaca y cilantro en tu mezcla de hojas de ensalada habitual – sólo deshace las hierbas con las manos y mézclalas. 

Prueba algo nuevo: Para el aficionado a la ensalada más innovador, dirígete a tu almacén asiático local y recoge algunas hierbas que nunca hayas probado antes, para añadir un toque exótico a tus ensaladas. La albahaca tailandesa y la menta vietnamita son geniales para empezar. 

El aliño perfecto: El equilibrio apropiado en tus aliños se consigue con el método de prueba y error. Como guía general, el dulzor del azúcar funciona bien frente al sabor salado de la salsa de pescado. Añade lima para dar a la ensalada un estallido de frescor, o guindilla si quieres dar a tu ensalada ¡un efecto de knock-out real!

¿Qué te parece? ¿Has encontrado algunos ingredientes especiales para la ensalada en tus viajes? ¡Me encantaría oír cuáles son!

A la découverte des salades vietnamiennes

Vivencias de

Callum James

Callum James

Gastro-bloguero / Escritor gastronómico

Leer más